Archivo de la etiqueta: Diario ABC

«El carlismo y las autonomías regionales» de Evaristo Olcina (1974)

ABC

24/10/1974

José María Ruiz Gallardón

Un interesante estudio sobre el carlismo y las autonomías regionales. Y, quede dicho ya desde el principio, un estudio con el que discrepo en muchas de sus premisas y, por tanto, de sus conclusiones. La tesis de Oncina es ésta: el carlismo tiene su fundamento doctrinal y práctico en los fueros. No en otra cosa. Ni siquiera la institución monárquica, ni siquiera el comporte religioso, son fundamentales para el carlismo. Lo esencial, lo único explicatorio del movimiento carlista, es la defensa de sus fueros o de sus autonomías regionales. Digámoslo con las propias palabras del autor. Son terminantes: «El carlismo sería el revulsivo primero, máximo y continuado para despertar un paralelo sentimiento regionalista que alcanzaría las cotas del pleno autonomismo federalista y –ya en extremismos decepcionados ante las sucesivas estafas sufridas del Poder central– del separatismo periférico.» Más todavía: «al llegar al Poder, para el carlismo nunca se ha estimado imprescindible el mantenimiento del régimen monárquico, sometiéndose a la voluntad popular en cuanto a la forma de régimen». Y para terminar esta panorámica y hablando de la llamada «guerra dels martiners», una de las escasas etapas de autenticidad del carlismo para el autor, escribe: «lo religioso no aparece por parte alguna como elemento determinante». Sigue leyendo

Anuncios

Carlismos (2019)

ABC

30/06/2019

Jon Juaristi

Pequeña aportación personal al concepto de tardocarlismo (según el maestro Camacho)

En sus escritos sobre la España del Sexenio, Marx caracterizó a los seguidores de don Carlos como bandoleros. En todas partes, escribió, hay bandoleros, pero sólo en España existe un bandolerismo político: el carlismo.

En realidad, esta ocurrencia del don Carlos comunista no era muy original. Los revolucionarios franceses habían tratado de bandoleros a los vendeanos. Uno de los best-sellers del legitimismo borbónico se titula Une familie de brigands en 1793, novela de 1873, supuestamente autobiográfica, de Marie de Sainte Hermine. En realidad, la escribió un jesuita, Jean Charruau. Probablemente Victor Hugo se inspiró en ella para su Noventa y tres, publicada un año después.

También los orangistas habían colocado el marbete de bandidos a los jacobitas escoceses. Carlistas, vendeanos y jacobitas compartían algunos rasgos. En su mayoría eran campesinos, católicos y pobres. Seguían a reyes sin trono, a curas y a nobles de bajo rango. Portaban escapularios. No eran lo que se dice tolerantes en materia de ideas o creencias, pero lo de definirlos como bandidos parece pura propaganda del enemigo. Sigue leyendo

Los propósitos del carlismo (1910)

ABC (Madrid)

17/09/1910

ABC 1910-09-17 A Los propósitos del carlismo

ABC 1910-09-17 B Los propósitos del carlismo

Noticia relacionada con la entrega de una espada de honor realizada por una comisión de carlistas catalanes a Jaime III.

La autonomía regional está también comprendida en nuestro programa, y Cataluña que tanto tiene que sufrir bajo el régimen actual, recobrará su independencia, así como su lengua nacional, el catalán. El servicio militar actual es muy malo, y el servicio militar obligatorio, del que ahora tanto se viene hablando, es un absurdo, pues no tenemos la pretensión de ser una gran potencia.

Debemos implantar el servicio militar voluntario, como lo tienen en Inglaterra.

La absurda muerte del general vasco que atemorizó a España con sus «boinas rojas»

ABC

03/05/2018

Un 15 de junio de 1835, el carlista Tomás de Zumalacárregui recibió un impacto de bala durante el asedio de Bilbao. A pesar de que la herida fue en la pierna, su tozudez y las malas prácticas médicas le llevaron a la muerte

De Baldomero Espartero al general Rodil. De Francisco Espoz y Mina a Manuel O’Doyle. Todos ellos, la élite del ejército isabelino, la flor y nata de las fuerzas que combatían durante la Primera Guerra Carlista, se enfrentaron y fueron derrotados por Tomás de Zumalacárregui. Sin embargo, también tuvieron la suerte de que este rudo general muriera allá por 1835, en plena expansión militar del pretendiente Don Carlos, debido a una mezcla de mala fortuna, tozudez y pésima praxis médica. De hecho, fue una herida nimia en la pierna la que liberó a la reina Isabel de uno de sus enemigos más sobresalientes. Sigue leyendo

El tradicionalismo de Fal Conde (2015)

fal-conde-foto-644x362

ABC

19/05/2015

Fernando García de Cortázar

Fue Secretario General de Comunión Tradicionalista y encarnó el espíritu de una cultura política basada en la fidelidad a la nación, el vigor de los valores morales católicos, el mensaje social del pensamiento cristiano

El carlismo saludó al nuevo régimen como demostración de la ineficacia de la monarquía liberal. Resultaba paradójico que, tras los enfrentamientos civiles del siglo XIX, hubiera sido una movilización democrática la que puso fin a la odiada rama ilegítima de los Borbones, venciendo los republicanos donde fracasaron los carlistas. Acabado el reinado en el exilio de Carlos VII, el movimiento había sido víctima de rupturas que acompañaban cada ciclo de crisis europea del siglo XX: Vázquez de Mella abandonó el partido en desacuerdo con la posición del nuevo pretendiente, Don Jaime, en la Gran Guerra. Numerosos cuadros dirigentes e intelectuales, como Salvador Minguijón y Luis Lucia, dejaron la organización al considerar que el problema dinástico separaba a quienes propugnaban un catolicismo social capaz de enfrentarse a los desafíos de la modernidad. Sigue leyendo