La inequívoca trayectoria federal carlista (2003)

Que la Justicia tiene un fundamento filosófico es evidente al ser ésta expresión misma la igualdad entre las personas. Su proyección socio-política la enmarca en la sociedad. Toda la trayectoria del carlismo está marcada por un ideal de JUSTICIA. Para los carlistas, el ámbito de la Justicia no debe tener límites. Por esto, la Justicia debe concebirse en términos de clase, de naciones (dentro del Estado Federal) y de Estados (dentro del marco mundial de países desarrollados, países subdesarrollados).

Nadie puede negar ya que el carlismo está marcado por la idea de los FUEROS. Estos fueron históricamente, un derecho regional. El carlismo, a través de una lucha permanente, lo elevó a nivel de reivindicación política mas general: libertad colectiva opuesta al concepto de libertad meramente individual defendido por la sociedad liberal entonces imperante. Sigue leyendo

Historia -del Partido Carlista- (2001)

En su libro “En torno al casticismo”, Miguel de Unamuno comentaba a modo de denuncia: “¿Cuándo se estudiará con amor aquel desbordamiento popular que trascendió a toda forma?. ¡Cuantas cosas cabían en los pliegues de aquel lema: Dios, Patria, Fueros, Rey… Lo encasillaron, formularon y cristalizaron, y hoy no se ve aquel empuje profundamente laico, democrático y popular, aquella protesta contra todo mandarinato, contra todo aristocratísmo y centralización unificadora. Fue un movimiento más europeo que español, un irrumpir de lo subconsciente en la conciencia, de lo intrahistórico en la historia.” Sigue leyendo

El Sindicalismo carlista del Movimiento Obrero Tradicionalista

La lucha del Movimiento Obrero Tradicionalista se desarrolló tanto a nivel teórico, como al de alternativas prácticas. Entre estas segundas destacan la creación  de Cooperativas, como la de Viviendas CEVA y la de Producción CIAT, en Zaragoza en 1965; o la de Cooperativas de servicios en Alicante en 1966, o la Agrícola de San Carlos en Barcelona en el año 1968, entre otras. También se crearon asesorías jurídicas y cursos formativos para obreros por toda España.

A nivel teórico, el M.O.T desarrolló una importante labor de propaganda y formación obrera, tanto en sus revistas periódicas como Vanguardia Obrera TradicionalistaLucha Obrera de Cataluña (M.O.T-Cataluña) o Información-M.O.T (Alicante), como en manifiestos, octavillas, cuadernos y documentos editados por toda España. Sigue leyendo

El Movimiento Obrero Tradicionalista: El carlismo obrerista

El Movimiento Obrero Tradicionalista, tiene su origen en los primeros años de la década de los sesenta en el seno del carlismo. Sus primeros pasos se dieron en Murcia en 1963, con el claro objetivo de enlazar con la tradición obrerista del carlismo, especialmente con la experiencia de los Sindicatos Libres, creados por el carlismo en la primera mitad del siglo XX.

Uno de los primeros inspiradores fue el sindicalista  vasco Périco Olaortúa, antiguo militante de los “libres”, defensor de la propiedad sindical, pero no estatista. En la circular de presentación, en 1963 del M.O.T, se leía: Sigue leyendo

Documento aprobado por la Asamblea federal de dirigentes del Partido Carlista (1976)

La Alcarria Obrera

El Partido Carlista, que desde 1932 jugó un papel principal en la conspiración contra la República, intentó mantener una línea política propia desde la Guerra Civil, con el respaldo que le daban los miles de combatientes aportados al ejército rebelde y encuadrados en los Tercios de Requetés. Pero el carácter totalitario del nuevo régimen y la deriva fuertemente personalista del Franquismo impidieron al carlismo disfrutar de un margen de autonomía política. A partir de 1968, y sobre todo con la elección de Juan Carlos de Borbón como sucesor del general Francisco Franco, el carlismo rompió, progresiva y dolorosamente, con el régimen hasta sumarse a las filas de la oposición democrática. En 1975, a la muerte del dictador, la fractura era irreversible, como se comprueba en este documento aprobado en marzo de 1976 que muestra la opción carlista por la ruptura y su posicionamiento con la izquierda socialista. Sigue leyendo