Archivo de la categoría: País Valenciano

El carlismo en las comarcas valencianas y el sur de Aragón (1833-1840) – (2017)

Este libro constituye el estudio más exhaustivo que se ha hecho hasta ahora de la Primera Guerra Carlista en las comarcas valencianas, además de aportar numerosa información novedosa sobre dicho conflicto en el sur de Aragón. Por otra parte, el enfoque de esta obra es muy distinto al de la mayoría de los trabajos de este tipo. En primer lugar porque, en vez de hacer un análisis general de todo el territorio estudiado, el autor ha optado por hacer un estudio específico de lo que ocurrió en  cada comarca, no dejando de lado ninguna de ellas. De esta manera, cualquier persona puede consultar lo que sucedió durante la guerra en las zonas que más le interesen, consiguiendo así una información que, por ser muy local, casi nunca aparece en los estudios generales sobre el carlismo. La segunda diferencia respecto a otros trabajos radica en que, utilizando numerosas variables, Antonio Caridad intenta medir las simpatías por el carlismo en cada comarca e incluso en cada municipio. Con esta información es posible establecer un mapa de los apoyos al carlismo (y al liberalismo) y buscar explicaciones de estas inclinaciones políticas, algo que el autor hace estudiando la economía, la sociedad e incluso los sucesos previos a la guerra en cada comarca.

Anuncios

La fuerza del carlismo en Peñíscola (2019)

Fuente

La opinión general ha tendido a enmarcar el municipio de Peñíscola como un enclave liberal durante el desarrollo de las Guerras Carlistas, cuestión que como bien sabemos no ha sido del todo cierta. Una verdad a medias, y que la propia documentación no sostiene de modo creíble. La explicación radica en el emplazamiento estratégico del municipio, y por índole, de los intereses que desde el gobierno central poseía su plaza, obviamente nada que ver con la opinión que tenían muchos de los peñiscolanos sobre las ideas y consecuencias de aquel conflicto.
Antonio Caridad Salvador es sin lugar a dudas uno de los mejores conocedores de estas guerras en el territorio valenciano, y ello lo plasma en su estudio “El carlismo en las comarcas valencianas y el sur de Aragón (1833-1840)”, una obra de casi obligada consulta para aquellos que deseen profundizar en el conocimiento de este episodio bélico.

Sigue leyendo

En el 50 aniversario de la expulsión de los Borbón Parma. La opción federal (2019)

Horta Noticias

07/01/2019

Vicent Morellà Fuset

El primero de abril de 1939, el Carlismo se encontraba por primera vez, en su dilatada historia, en el terreno vencedor. Sin embargo, no era una victoria «única»; sino que era compartida por toda una serie de fuerzas políticas (falangistas, monárquicos liberales, conservadores…) que poco o nada tenían que ver con el Tradicionalismo. Incluso, en la teoría, la Comunión Tradicionalista había desaparecido al fusionarse en abril de 1937 con Falange Española de las JONS, dando lugar a FET y de las JONS.

La consecuencia más inmediata fue el aislamiento político y persecución al que sometió Franco a los carlistas, al otorgar el protagonismo político a los falangistas. Incluso, el Caudillo reprimió al Carlismo a toda una serie de multas, destierros, exilios… con la intención de eliminarles como fuerza política[1]. Los casos más llamativos serían los de Sara Peris (margarita de Burriana) y Juan Vanaclocha (médico de Carlet). Por ello, quedaba claro que en la teoría, estaban en el equipo vencedor; pero en la práctica se situaban en el terreno de los perdedores: «Ganamos la guerra; pero perdimos la paz». Sigue leyendo

Raguer sobre Luis Lucia y Lucia

Luis Lucia y Lucia en Raguer, Hilari, La pólvora y el incienso…, 2017.

Hilari Raguer, La pólvora y el incienso: la Iglesia y la Guerra Civil española.

En Lucia se ejemplifica el fenómeno del tradicionalista que con la misma fidelidad y abnegación con que había servido a la causa de Dios, de la Patria y del Rey, se consagra a otro ideal. Cuando en 1931 falleció don Jaime de Borbón y de Parma, Eugeni d’Ors dedicó una de sus glosas a preguntarse por la esencia del carlismo. Decía -cito de memoria- que es la fidelidad. Pero, ¿fidelidad a qué? ¿A un pretendiente al trono? No, porque andan divididos sobre cuál es el legítimo. ¿A un programa? Tampoco porque apenas lo tienen, y el que tienen no toca los problemas reales. Entonces, ¿fidelidad a qué? Concluía d’Ors que la esencia del carlismo es la fidelidad a la fidelidad. En el caso de Lucia y Lucia fue fidelidad a la fe cristiana y al servicio al país.

Anhelos restauradores. El Estatuto de Valencia. Un aplauso fraternal (1932)

El Cruzado Español (Madrid)

03/06/1932

Hay denominaciones políticas tan gráficas y elocuentes, ya por su representación histórica, ya por su significación doctrinal, que bastan ellas solas para definir una determinada tendencia en las aspiraciones nacionales.

Así, decir alfonsino equivale a defender todas las tiranías y opresiones contenidas virtualmente en la llamada unidad constitucional, centralista, igualitaria, absorbente y disgregadora, que borró despóticamente de la legislación peninsular todas las santas libertades y todas las venerandas instituciones de los pueblos españoles. Sigue leyendo