Archivo de la categoría: Cataluña

La inequívoca trayectoria federal carlista (2003)

Que la Justicia tiene un fundamento filosófico es evidente al ser ésta expresión misma la igualdad entre las personas. Su proyección socio-política la enmarca en la sociedad. Toda la trayectoria del carlismo está marcada por un ideal de JUSTICIA. Para los carlistas, el ámbito de la Justicia no debe tener límites. Por esto, la Justicia debe concebirse en términos de clase, de naciones (dentro del Estado Federal) y de Estados (dentro del marco mundial de países desarrollados, países subdesarrollados).

Nadie puede negar ya que el carlismo está marcado por la idea de los FUEROS. Estos fueron históricamente, un derecho regional. El carlismo, a través de una lucha permanente, lo elevó a nivel de reivindicación política mas general: libertad colectiva opuesta al concepto de libertad meramente individual defendido por la sociedad liberal entonces imperante. Sigue leyendo

Historia del memorable sitio y bloqueo de Barcelona y heroica defensa de los fueros y privilegios de Cataluña en 1713 y 1714 (1871)

Volumen I de esta importante obra de reivindicación de la Barcelona austracista, escrita por el militante carlista Mateo Bruguera.

1871 Vol I – Historia del memorable sitio y bloqueo de Barcelona

Euskal Herria y los Països Catalans según Elías de Tejada (1948)

Francisco Elías de Tejada, Las Españas. Formación histórica. Tradiciones regionales, Ediciones Ambos Mundos, Madrid, 1948.

Consideraba que «Euskalerria» está dividida desde la Edad Media en tres zonas diferenciadas: la primera, «sometida a la influencia parisién (…) en 1789 perderá definitivamente sus libertades»: es «la côte basque del turismo francés»; la segunda, «es presa de la tendencia expansionista de Castilla; sus tres porciones van poco a poco sumiéndose» en «los dominios del señor de Burgos»; y la tercera, «la independiente, la corona de Navarra, es la única parcela madura, condenada tras varios ensayos al fracaso de no poder constituir una monarquía eúskara sobre todo el solar del viejo patriarca Aitor» (pp. 128-129, p. 132). Ante la realidad de «una Euskalerria rota e incompleta» (p. 133), Elías de Tejada reivindicará la unión de los vascos de ambas orillas del Bidasoa, pero no como un Estado independiente, sino como un pueblo singular dentro del marco hispánico.

«Desde el punto de vista cultural, Cataluña excede a la corta dimensión de las cuatro provincias del viejo principado (…) son catalanes el reino de Valencia y las islas Baleares», junto con el Rosellón y la Cerdeña (p. 191). «Unidad cultural de la que es un resto la comunidad lingüística y que no consiguió plasmar en realidad política una» (p. 192). Posteriormente Elías de Tejada volverá a insistir en la catalanidad de Valencia y Baleares (198-200).

La Formiga d’Or fundada per un antic diputat carlí del Berguedà (2015)

Regió7

09/06/2015

Ramon Felipó

L’antiga La Hormiga de Oro del Portal de l’Àngel de Barcelona tanca. Aquesta venerable institució barcelonina era centenària. Fou fundada per Lluís Maria de Llauder i de Dalmases, antic diputat carlí pel districte de Berga. En Llauder va ser l’ànima de la reforma dels carlins després de la tercera de les carlinades (1872-1876). Va defensar i crear tot un aparell d’agit-prop del carlisme integrat per tres importants institucions: Sigue leyendo

La “Solidaritat” (interesante centenario) – (1906-2006)

Evarist Olcina, en El Federal, nº26, Abril de 2006, pp. 9-10.

2006 Abril Nº26 La Solidaritat (centenario)

El estamento militar ha estado siempre vinculado o al servicio del poder, ya fuese este la corona o, desde el XIX,  los poderes fácticos, nunca al del estado como entidad emanada de la soberanía popular. De ahí el continuo enfrentamiento con los movimientos sociales “no correctos” como el carlista, encauzador de la permanente rebelión contra lo establecido.

El ejercicio de esa fuerza partidaria  –partidaria por cuanto siempre ha estado de parte de una sola opción- se llegaría a mostrar en múltiples ocasiones mediante actividades absolutamente arbitrarias que no se hubiesen permitido a cualquier otro colectivo, civil naturalmente. De manera inteligente  M. Ferrer, al tratar el tema de la “Solidaritat” (no se olvide que lo hace en plena represión franquista, lo que hace mas meritoria su reflexión), recuerda de principio la tradición militar de asaltar los periódicos que, a gusto de la oficialidad, y por diversas razones, eran adjetivados de “enemigos”, “antipatriotas”, “peligrosos”, o cualquier otra cosa, excluidos por supuesto todos los de la amplia gama de la reacción; así, entre sus objetivos, no hubo ninguno ni de la derecha monárquica ni de los integristas, aunque sí  republicanos y  carlistas, algo que concreta Ferrer: “En Madrid durante la Regencia se habían dado varios casos y a comienzos del siglo el periódico carlista ´El Correo de Guipúzcoa´ (desde 1911 ´El Correo del Norte´)  fue asaltado (en 1901 y debido a su radicalidad foralista)  por marinos de la Armada”.* Sigue leyendo

Discurso de Vázquez de Mella en Barcelona (1903)

Discurso pronunciado en el Parque de la Salud de Barcelona, 17 de mayo de 1903:

«El hombre discurre y, por lo tanto, inventa, combina, transforma, es decir, progresa, y transmite a los demás las conquistas de su progreso. El primer invento ha sido el primer progreso; y el primer progreso, al transmitirse a los demás, ha sido la primera tradición que empezaba. La tradición es el efecto del progreso; pero como le comunica, es decir, le conserva y le propaga, ella misma es el progreso social. El progreso individual no llega a ser social si la tradición no le recoge en sus brazos. Es la antorcha que se apaga tristemente al alcanzar el primer resplandor si la tradición no la recoge u la levanta para que pase de generación en generación, renovando en nuevos ambientes el resplandor de su llama. Sigue leyendo

Discurso de Vázquez de Mella en Barcelona (1903)

Discurso en el Teatro Nacional de Barcelona, el 24 de abril de 1903:

El espíritu nacional no es contrario al regional, porque no es más que la síntesis de los espíritus regionales. ¡Ay de aquel que queriendo favorecer el espíritu de una nación y de una raza histórica trate de mermar los atributos y caracteres de los espíritus regionales que al comunicarse y unirse la han engendrado!

Tenemos una vida peculiar, propia, que cada región en mayor o menor grado conserva; y tiene cada región rasgos comunes con todas las demás. Hay una historia colectiva común y otra propia, particular. Hay que afirmar íntegramente las dos. Yo afirmo el espíritu regional en toda su pureza; pero también digo que si se arrancase una sola historia regional, la común de España queda mutilada y se hace incomprensible. Sigue leyendo