Archivo de la categoría: ***Las Españas

Moneda conmemorativa del I Congreso del Pueblo Carlista (1970)

Moneda conmemorativa del I Congreso del Pueblo Carlista, celebrado en Arbonne (Iparralde) el 7 de diciembre de 1970. Por una cara se reivindica la triple Libertad Sindical-Regional-Política, y por la otra se reproduce el Escudo Real de Don Javier de Borbón-Parma.

Anuncios

La Agrupación de Estudiantes Tradicionalistas y la renovación ideológica del Carlismo en los años cincuenta (1998)

La Agrupación de Estudiantes Tradicionalistas y la renovación ideológica del Carlismo en los años cincuenta (1998)

Trabajo de Mercedes Vázquez de Prada Tiffe (1998).

Publicado en IV Congreso General de Historia de Navarra de la Sociedad de Estudios Históricos de Navarra: Mito y realidad en la historia de Navarra, Volumen I (Pamplona, 1998).

En su intervención en el Montejurra de 1956, Ramón Massó, dirigente de la AET, insistiría en que “Nosotros cuando gritamos Viva el Rey no lo hacemos a un rey anónimo, sin apellido. Nosotros gritamos Viva el Rey Javier”.

Dos años después, el discurso de Don Carlos Hugo en el Montejurra de 1958 destacaría por su aperturismo renovador en clave europeísta. El integrismo iniciaba su declive.

El tradicionalismo carlista ante la libertad religiosa (1963-1967) – (2017)

1963 Libertad religiosa

Trabajo de Mercedes Vázquez de Prada Tiffe.

El grupo de jóvenes universitarios de talante más abierto que sus jefes, consideraba, por el contrario, demasiado cerrados los principios tradicionalistas. Desde finales de los 50 trataron por ello de renovar el ambiente clerical y la rigidez ideológica del carlismo. La agrupación universitaria intentaba imbuir al tradicionalismo de los nuevos aires que soplaban en el Vaticano. La recepción española de la encíclica Mater et Magistra (1961), como más tarde de la Pacem in terris (1963), produjo un efecto revulsivo sobre el catolicismo español en su conjunto. Los jóvenes preconizaban la separación Iglesia-Estado y acogían a autores católicos aperturistas como el padre Díez Alegría, el padre Llanos, Joaquín Ruiz Giménez, etc.55. El delegado nacional de AET56, José Antonio Pérez España, destacaba que dentro de las jefaturas regionales faltaba “interés y preocupación por la influencia de los grupos de presión que hay en España: Juventud Obrera, Acción Católica, curas liberalizados, grupos políticos que actúan como grupos de presión, ese es el terreno de batalla de pasado mañana y los carlistas no están en ese ambiente”57. Sigue leyendo

José María Valiente Soriano: Una semblanza política (2012)

1955s Valiente semblanza

Trabajo de Mercedes Vázquez de Prada Tiffe.

En este trabajo nos ha sorprendido encontrar alguna frase más propia del ensayo político, desde coordenadas ideológicas muy particulares en nuestro actual «aquí y ahora», que de la ciencia histórica como «Muy crítico con las desviaciones progresistas y socialistas y con las afirmaciones de carácter separatista vasco del carlismo, se adhiere a la labor del caudillo» (p. 262). Por otro lado la afirmación de que «El Congreso del Pueblo Carlista celebrado acordó en abril de 1971 (…) expulsar a José María Valiente» (p. 263), es cuando menos llamativa cuando la realidad es que ya el 6 de enero de ese mismo año la Junta Suprema del Carlismo había anunciado la separación de José María Valiente, que en octubre de 1970 había sido nombrado procurador en las Cortes franquistas por designación directa del Gobierno, respecto a la disciplina de la militancia carlista «por su actitud de desobediencia y desviación de la postura actual del Carlismo». Sigue leyendo

El nuevo rumbo político del carlismo hacia la colaboración con el régimen (1955-56) – (2009)

1955-1956 Hacia la colaboración

Trabajo de Mercedes Vázquez de Prada Tiffe.

(En relación al Secretariado Nacional constituido en 1956 la autora confunde a Luis Hernando de Larramendi con su hijo Ignacio Hernando de Larramendi en la p. 189).

En la década de 1950 la consolidación de la dictadura franquista vino acompañada de un agotamiento político de la línea de oposición desarrollada por Fal Conde desde el Decreto de Unificación de 1937. En este contexto Don Javier fue especialmente presionado desde los sectores projuanistas y filosivattistas de la Comunión Tradicionalista, que planteaban salidas totalmente divergentes a la crisis interna. Pero finalmente un Secretariado Nacional compuesto por antiguos miembros del aparato falcondista acabaría marcando una línea intermedia. Sigue leyendo

Luis Hernando de Larramendi

Real Academia de la Historia

Hernando de Larramendi, Luis. Madrid, 27.IX.1882 – 27.XII.1957. Secretario de Jaime (III), penúltimo pretendiente carlista al Trono español.

Estudió la carrera de Derecho en Madrid, abriendo bufete en la misma ciudad. Abogado de renombre, fue popular en la Juventud Carlista de Madrid. También se dedicó al periodismo: fue director de El Correo de Guipúzcoa, de San Sebastián, colaborador del semanario madrileño Juventud Tradicionalista y de El Correo Español. Orador profundo, sobrio y emocionante, en 1910 se presentó, en Oviedo, a las elecciones a diputado como candidato jaimista. Sinceramente germanófilo durante la Gran Guerra, permaneció, a pesar de ello, leal a Jaime (III).

Tras la escisión de Vázquez de Mella en marzo de 1919, Jaime (III) consiguió designar como secretario general político en España al germanófilo Comín, sucediéndole en agosto del mismo año el igualmente germanófilo Luis Hernando de Larramendi. Esto reveló que la escisión de los mellistas no fue sólo por su orientación germanófila, sino que pretendían unos objetivos políticos muy concretos, basados en la formación de una bandera tradicionalista en España sin condicionamientos dinásticos de ningún tipo. Sigue leyendo