Archivo de la categoría: ***Las Españas

El Sindicalismo carlista del Movimiento Obrero Tradicionalista

La lucha del Movimiento Obrero Tradicionalista se desarrolló tanto a nivel teórico, como al de alternativas prácticas. Entre estas segundas destacan la creación  de Cooperativas, como la de Viviendas CEVA y la de Producción CIAT, en Zaragoza en 1965; o la de Cooperativas de servicios en Alicante en 1966, o la Agrícola de San Carlos en Barcelona en el año 1968, entre otras. También se crearon asesorías jurídicas y cursos formativos para obreros por toda España.

A nivel teórico, el M.O.T desarrolló una importante labor de propaganda y formación obrera, tanto en sus revistas periódicas como Vanguardia Obrera TradicionalistaLucha Obrera de Cataluña (M.O.T-Cataluña) o Información-M.O.T (Alicante), como en manifiestos, octavillas, cuadernos y documentos editados por toda España. Sigue leyendo

El Movimiento Obrero Tradicionalista: El carlismo obrerista

El Movimiento Obrero Tradicionalista, tiene su origen en los primeros años de la década de los sesenta en el seno del carlismo. Sus primeros pasos se dieron en Murcia en 1963, con el claro objetivo de enlazar con la tradición obrerista del carlismo, especialmente con la experiencia de los Sindicatos Libres, creados por el carlismo en la primera mitad del siglo XX.

Uno de los primeros inspiradores fue el sindicalista  vasco Périco Olaortúa, antiguo militante de los “libres”, defensor de la propiedad sindical, pero no estatista. En la circular de presentación, en 1963 del M.O.T, se leía: Sigue leyendo

Documento aprobado por la Asamblea federal de dirigentes del Partido Carlista (1976)

La Alcarria Obrera

El Partido Carlista, que desde 1932 jugó un papel principal en la conspiración contra la República, intentó mantener una línea política propia desde la Guerra Civil, con el respaldo que le daban los miles de combatientes aportados al ejército rebelde y encuadrados en los Tercios de Requetés. Pero el carácter totalitario del nuevo régimen y la deriva fuertemente personalista del Franquismo impidieron al carlismo disfrutar de un margen de autonomía política. A partir de 1968, y sobre todo con la elección de Juan Carlos de Borbón como sucesor del general Francisco Franco, el carlismo rompió, progresiva y dolorosamente, con el régimen hasta sumarse a las filas de la oposición democrática. En 1975, a la muerte del dictador, la fractura era irreversible, como se comprueba en este documento aprobado en marzo de 1976 que muestra la opción carlista por la ruptura y su posicionamiento con la izquierda socialista. Sigue leyendo

El Partido Carlista (1973)

Folleto aprobado por la Junta de Gobierno del Partido Carlista el 28 de enero de 1973.

La Alcarria Obrera

En los últimos años del Franquismo, el Carlismo acometió, empujado por las circunstancias pero consciente de la necesidad de un cambio, una profunda renovación de su ideología, de su organización interna y de sus alianzas externas. Pocas veces esa transformación se hizo tan evidente como en este documento, redactado en 1972 y aprobado y publicado en 1973, en el que el Carlismo repasaba su historia, reconocía sus errores y encaraba el futuro bajo las premisas de la libertad y la justicia, enunciadas con los términos expresos de socialismo y autogestión en el horizonte de una Revolución Social explícita. Un documento que marcaba el punto de no retorno de una evolución política enmarcada en el Concilio Vaticano II y la decrepitud de un Franquismo siempre criminal. Sigue leyendo

Línea ideológica-política del Partido Carlista aprobada en el III Congreso del Pueblo Carlista (4 de junio de 1972)

La Alcarria Obrera

El carlismo sufrió a lo largo de su accidentada historia repetidos vaivenes ideológicos, fruto en buena medida de lo heterogéneo de los grupos sociales y de las corrientes políticas que se cobijaron bajo su bandera. Absolutistas, foralistas, campesinos, integristas cristianos… han sido muchas las etiquetas que se han colgado a los carlistas durante los 175 años de su historia. A partir de 1968 el carlismo inició un profundo proceso de renovación y clarificación ideológica, que si fue instrumental para la dinastía Borbón Parma no dejó de ser sinceramente impulsado por las bases del partido, abiertas a los nuevos tiempos con el Concilio Vaticano II. En el Congreso del Pueblo Carlista, celebrado en el exilio francés en el mes de junio de 1972, se dieron los primeros pasos de esta actualización ideológica, cuyas audacias y cuyos temores se reflejan en el documento que presentamos. Dos años después, los carlistas fundaban la Junta Democrática con el Partido Comunista de España. Sigue leyendo

El Partido Carlista en la fundación de Izquierda Unida (1986) – (2006)

Artículo de IZCA publicado en El Federal, nº26, Abril de 2006, p. 10.

Fuente

ALECCIONADORA FOTO PARA LA HISTORIA. Fotografía publicada en la portada del ABC el día 30 de abril de 1986 del acto de firma de constitución de IZQUIERDA UNIDA, bajo este titular: «SE UNIERON LAS FUERZAS A LA IZQUIERDA DEL PSOE».

Los «padres fundadores» de izquierda a derecha: Ignacio Gallego (Partido Comunista de los Pueblos de España, escisión del Partido Comunista), Juan Francisco Martín de Aguilera (entonces fuera del Partido Carlista desde su expulsión por José Mª Zavala, participó en la firma como carlista en su calidad de fundador del «Círculo Cultural Valle-Inclán»), Enrique Curiel (entonces del Partido Comunista , en la actualidad del PSOE), tras él se vislumbra a Enrique Cordero de Ciria (en aquel tiempo Secretario General del Partido Carlista), Ramón Tamames (de la fantasmal Federación Progresista, creada por él mismo cuando dejó el Partido Comunista; pretendió federarse con el Partido Carlista), Alonso Puerta, con gafas claras (en aquellas fechas del, actualmente desaparecido, PASOC Partido de Acción Socialista), Gerardo Iglesias( Secretario General del Partido Comunista, fundador y Coordinador General de Izquierda Unida, posteriormente defenestrado; vive de su pensión de silicótico y sigue siendo del Partido Comunista), y Nicolás Sartorius y Álvarez de las Asturias (entonces del Partido Comunista; monárquico «juanista» del grupito de Ansón «Círculo Verde» en sus años juveniles, tras pasar unos años en el Partido Comunista lo abandonó y ahora es comentarista radiofónico en las estribaciones del PSOE). Sigue leyendo

Regencia Nacional Carlista de Estella

Enciclopedia.Cat

Organització tradicionalista, resultat d’una escissió de la Comunió Tradicionalista formalitzada en l’aplec carlí de Montserrat del 20 d’abril de 1958, amb vocació d’implantació estatal.

El promotor era el cap regional carlí de Catalunya, Mauricio de Sivatte y de Bobadilla. Estava especialment implantada a Catalunya, amb pocs adherits a la resta d’Espanya. El procés que dugué a la seva creació s’inicià el 1944, en dimitir Sivatte de la Junta Suprema Nacional carlina per discrepàncies amb el cap de la Comunió, Manuel Fal Conde. Continuà els anys 1946-1948, sempre en la línia d’exigir un major activisme a la Comunió, la seva reorganització i una presència més gran de Don Xavier de Borbó-Parma. Des d’aleshores el gruix del carlisme català, liderat per Sivatte, es mantingué distant de l’estatal. El 1949 Sivatte fou destituït i el 1950, expulsat de la Comunió, si bé liderava la majoria dels tradicionalistes catalans. El 1957, en conèixer el “Mensaje del Rey” on D. Xavier postulava la col·laboració amb el franquisme, Sivatte en declarà la il·legitimitat i creà la Regència. Si bé el 1964 un grup d’integrants liderat per Carlos Feliú de Travy abandonà Sivatte per retornar a la Comunió liderada per Carles-Hug (quan aquest visità al novembre Catalunya), continuà distanciat del pretendent i el 1965 edità una declaració d’unitat catòlica. A Montserrat féu pública una crida (24/IV/1966) recordant els ideals del bàndol sollevat i reclamant un retorn a la unitat política de la postguerra. Entre altres publicacions, edità el Boletín de Órdenes y Avisos del Requeté de Cataluña i el Boletín Tradicionalista. Sigue leyendo