Archivo de la categoría: Castilla

Tumba del cura Merino en Lerma

Fallecido en 1844, sus restos fueron trasladados en 1968 desde el cementerio de Alenzón hasta España, siendo inhumados el 2 de mayo en la localidad burgalesa de Lerma, frente al convento de Santa Clara, a unos metros del mirador del Arlanza y el valle de Solarana.

Detenciones de carlistas con motivo de la fiesta de los Mártires de la Tradición (1944)

Días antes de la fiesta de los Mártires de la Tradición fueron detenidos en Madrid dos jóvenes tradicionalistas que repartían propaganda y estuvieron en prisión treinta y cinco y cuarenta días, respectivamente, sin acusación formal alguna. (Llevaban ese número de días al imprimirse la hoja, autentificada, que nos sirve de fuente.)

A la salida de los funerales celebrados el domingo día 12 de marzo en Valladolid y en Orense hubo varios detenidos.

Mayor fue la represión en Madrid, donde se celebró el domingo día 12 un funeral en la iglesia del Convento de la Encarnación. Había en los alrededores gran despliegue de la Policía Armada. A la salida de la Misa se dieron gritos de ¡Viva el Rey! Y otros análogos. Fueron detenidos allá mismo treinta y dos jóvenes, todos carlistas, y entre ellos cinco margaritas. Permanecieron en los calabozos de la Dirección General de Seguridad, sin acusación formal, quince días. Se impusieron multas por un total de 151.500 pesetas. Cinco de los detenidos varones fueron enviados después, esposados, al campo de concentración de Nanclares de la Oca, por orden del Director General de Seguridad, Francisco Rodríguez Martínez. Era Ministro de la gobernación Blas Pérez González.

Fuente: APUNTES Y DOCUMENTOS PARA LA HISTORIA DEL TRADICIONALISMO ESPAÑOL 1939 -1966 DE DON MANUEL DE SANTA CRUZ. TOMO 6. 1944. CAPÍTULO IV, PERSECUCIONES. PÁGINAS 106 Y 107
.

Una calle y su por qué: Plaza 4 de agosto (2018)

El Adelantado (Segovia)

29/11/2018

Jose María Martín Sánchez

Con la excepción de la invasión permanente de los Estorninos que se van por las ramas, la de los Carlistas en Segovia se recuerda vagamente.

Setenta y un años después de los sucesos de la Independencia, llegó la expedición carlista -mira tú-, que había partido de Estella. Cuenta la historia que D. Carlos, pretendiente al trono de España frente a Isabel II, su sobrina, reunió a 12.000 soldados en el norte de la Península, de los que 3.000, al mando de dos generales, Elio y Zaratiegui, guerrearon por Castilla, hasta que el 3 de agosto llegaron a Segovia y tardaron “na y menos” en hacerse con la ciudad, luego del Alcázar, la Casa de la Moneda y amenazaron al poder central que estaba ¿acongojado? en Madrid con la reina regente Mª Cristina. La misma que le pidió al general Espartero, tarde, que se llegara “pa” Segovia al mando de la tropa. Sigue leyendo

El Carlismo en Ciudad Real, absolutismo y guerrilla (2018)

MiCiudadReal

12/11/2018

Entre 1834 y 1838 la provincia de Ciudad Real sufrió la primera guerra Carlista en la cual algunos de los guerrilleros que habían combatido contra la invasión francesa retomaron las armas para apoyar al pretendiente al trono de España Carlos V hermano del rey Fernando VII. Ciudad Real fue objetivo de sus ataques durante toda la guerra.

1834 fue el año de mayor actividad para el guerrillero Carlista Manuel Adame de La Pedrada, «El Locho», un ciudarrealeño que se había distinguido en la Partida de caballería de los húsares de Ciudad Real en la lucha contra los franceses durante la guerra de Independencia y durante el trienio liberal en la defensa del absolutismo Real siendo Teniente Coronel de caballería del ejército. En 1833 había levantado una Partida para defender los derechos del pretendiente Carlista Carlos V, conociéndose sus acciones por la crueldad. Sigue leyendo

Los hermanos requetés “Moros” frente a la represión falangista en Valladolid (2011)

Represión en los barrios de Valladolid

08/05/2011

Orosia Castán

Esa misma noche apareció un camión lleno de falangistas en la calle Alta. Comenzó a detener a las mujeres casa por casa, obligándolas a subir al camión. Todas ellas eran mujeres mayores: Sigue leyendo