Archivo de la categoría: Euskal Herria

El auzolan comunitario y los requetés navarros

Testimonios recogidos en el libro Requetés. De las trincheras al olvido (Pablo Larraz Andía y Víctor Sierra-Sesúmaga; La Esfera de los Libros, 2010).

“Mi padre era analfabeto, un buen padre y muy trabajador, siempre en el monte, y aunque era carlista y poco hablaba de política, sí contaba de los antiguos auzos, unas casas donde se reunía todo el pueblo para tomar las decisiones. Allí se juntaban los vecinos de cara a elegir el ayuntamiento y el alcalde, a opinar sobre cosas importantes. Allí tenían voto todos: el más pobre y el más miserable tenía el mismo voto que el primero. Si no había arreglo, se hacía votación, y en caso de que no se ganara la votación por mayoría, si empataban, la gente mayor, los viejos, eran los que decidían. Eso era auténtica democracia, y oí mucho a mi padre hablar de eso.

Luego, de los auzos salía el auzolán: trabajos en balde de todos los vecinos en beneficio del pueblo. Se pagaba algún jornal: dos pesetas por día, y si aportabas mula o buey para el trabajo, cuatro pesetas. Entonces había más solidaridad entre la gente. Sigue leyendo

General Lerga

Fuente

D. José Lerga, nació en el año de 1817. a los dieciocho años de edad fue un guardia Alabardero de Carlos V. ganó el empleo de subteniente en la victoria del puente de Arquijas. tomó parte en la expedición de Gergé a Cataluña, ascendió a teniente en la acción de Orgañá, peleó en Oliana, fue herido en Sort, obtuvo la cruz de San Fernando en Perutillo, llegó a capitán en el Brusch, y cayó prisionero en la acción de Arbás. canjeado en 1837 y destinado al batallón 12º de Navarra, formó parte en la famosa expedición de Carlos V, siendo herido en Huesca, Villar de los Navarros, y Monreal, y retirándose a Francia, concluida la guerra, con el grado de comandante . Fotos del general Lerga, y de su funeral, el funeral fue en fecha de 28 de mayo de 1892, la otra foto es anterior. Ascendido a teniente coronel en 1869por Carlos VII, salió nuevamente a campaña en 1873, en la acción de Villaro, donde fue herido, obtuvo el empleo de inmediato, y ello le confirió el mando del batallón 3º de Navarra, y al frente del que luchó heroicamente en Puente la Reina, Montejurra y Portugalete, en cuyo sitio conquistó la faja de brigadier. Las batallas de Somorrostro, Abárzuza y Lacar, dieron le ocasión para mostrar una vez más el temple valeroso de su corazón . El 7 de octubre de 1875 fue promovido a mariscal de campo y nombrado gobernador militar de Estella, cargo que desempeñó hasta el fin de la guerra. Perdida la guerra, de nuevo tiene que pasar la muga fronteriza, teniendo que trabajar para poder comer en el campo y en algunas carreteras que estaban trazándose . Enterado el gobierno de Madrid de sus trabajos y padecimientos, encargó a su cónsul de Burdeos que sentarse a D. José, ofreciéndole la devolución de todos sus cargos y dignidades, más todas las pagas atrasadas, y después de un año de descanso, la capitanía general de Valencia o Zaragoza. El general Lerga, acordándose de sus carlistas, muchos de los cuales estaban en los hospitales o en la emigración sin dejarles volver le dijo al enviado de Madrid: «mientras exista un solo carlista herido o sin poder volver, este carlista no se vende». Cuando a los años hubo una amnistía, sus amigos y correligionarios, le convencieron para que volviese , y trabajo de listero, en la carretera de Olite a San Martín, que por entonces se el construía. Murió el 26 de mayo de 1892.

Bando de Espartero contra la boina carlista (1838)

He aquí un bando dado por el general Espartero en 1838 prohibiendo el uso de la boina bajo las multas correspondientes, del cual se guarda un ejemplar en el archivo de la Casa de Juntas de Guernica:

“Don Baldomero Espartero, conde de Luchana, etc. …

“Convencido de los males que causa el uso de la boina, distintivo particular de los que hacen la guerra contra los legítimos derechos de nuestra augusta reina doña Isabel y la Constitución, y enterado al mismo tiempo de que algunos desafectos a la causa que defendemos hacen alarde de este distintivo que, introducido por manía o moda, solo tiende a la confusión y alarma de las que pueden originarse acontecimientos desagradables, con especialidad en los encuentros o persecuciones del enemigo, he venido en decretar lo siguiente: Sigue leyendo

Entrevista en el Limbo. Don Jose Lerga: un hombre cabal (2011)

Nabarralde

28/09/2011

Jose Mari Esparza

La Voz de la Merindad me envía esta vez al Limbo a entrevistar a un mítico personaje de nuestra comarca. Hombre amado por sus paisanos, temido por sus enemigos, afortunado en la guerra, respetado por su valor, humilde por naturaleza y desprendido hasta la pobreza. Pudo haberlo tenido todo y a todo renunció. Un mariscal manejando una azada y una terrera, por ser fiel a sus principios. Eso y mucho más fue José Lerga, nacido en 1817 y muerto en su mismo pueblo en 1892.

Un tanto sobrecogido por la fama del personaje, pregunto por él en el Limbo y me dicen repetidamente que no quiere salir porque no le gustan las entrevistas. Solo al final, cuando le trasmito que mis bisabuelos estuvieron con él en la batalla de Lácar, se aviene a dedicarme un rato. Lo veo salir con su gesto serio, su bigote cano y una txapela roja que no podría decir de qué guerra fuera. Quizás de todas. Sigue leyendo

Revolución carlista (1934)

a.e.t., nº 14, Pamplona, 27 de abril de 1934, pp. 1 y 3.

José Mendioroz

Para unos, palabras de lucha, de esperanza, que encierran todos sus anhelos. Para otros, palabras de miedo. Solo ven en ellas, guerra, fuego, destrucción…

Los que nunca pensaron llevar a la realidad el programa Carlista; los que vivieron y quieren vivir de la política; los que no pensaban en más realidades que tener tras de sí una masa que les guardase las espaldas, que les ayudase a ocupar los grandes puestos de la política nacional, al oír el grito de Revolución carlista, quieren pensar en que somos cuatro locos indeseables.

Nosotros, los carlistas, los intransigentes, los que queremos todo o no queremos nada, vamos a decirles a los que no nos conocen, a los que nos conocen y no nos quieren conocer, a los cobardes, a los traidores… qué significa la frase «Revolución Carlista». Sigue leyendo

Los capitalistas de Navarra (1915)

Artículo publicado en el semanario carlista navarro Akelarre (03/04/1915), muy crítico con Diario de Navarra, al que considera portavoz de la oligarquía local.

Parece que al encabezar un artículo con el título del actual, tiene necesariamente que ser un bombo para los expléndidos capitalistas navarros, siguiendo la costumbre de la prensa pamplonesa; pero como todas las reglas tienen sus excepciones, una de ellas es Akelarre, que solamente trata las cuestiones con arreglo a la más extricta justicia, basándose siempre en la realidad de los hechos.

Estos nos lo dicen bien a las claras, que los capitalistas navarros (salvo raras excepciones), solo viven para aumentar más y más sus capitales, zafándose bonitamente de las cargas provinciales y municipales, y explotando al obrero y al pequeño propietario. Sigue leyendo

Los padres de Xabier Arzalluz

Fuente

Con comentarios de Xabier sobre sus padres y abuelos, que conviene leer, dada la gran cantidad de infundios que desde Madrid se lanzaron sobre nuestro protagonista, sus padres y abuelos.

Estos datos biográficos, están copiados de la edición a cargo de Javier Ortiz de ASÍ FUE, de Xabier Arzalluz.

VIII.- Felipe Higinio de Arzalluz Eizmendi nació en el año 1887 en Azkoitia.

De su padre nos dice Xabier: Sigue leyendo