Archivo de la categoría: Historiadores del Carlismo

Una cita de Julio Aróstegui (1970)

El carlismo alavés y la guerra civil de 1870-1876 (1970).

“En los países donde el carlismo tiene fuerza mayoritaria coincide con unas estructuras políticas y sociales discordantes con las castellanas”.

Anuncios

«El Carlismo y las autonomías regionales» (1974)

Fragmentos del libro «El Carlismo y las autonomías regionales» (1974), de Evaristo Olcina Jiménez.

«REY Y FUEROS» (pp. 16-19)

Algunos sostienen -no está demostrado- que el primer grito carlista fue el de «rey y fueros». Frase que no se sabe si será cierta, pero, al menos, e ben trovata. Nos explicaremos. Ya hemos dicho al principio que el pueblo vivía marginado de cualquier inquietud o información política al iniciarse la crisis abierta por la invasión napoleónica; los antiguos mitos pervivían en una continuidad multisecular, que podemos remontar sin exageración a la Edad Media, en la que el rey era el supremo árbitro al que en apelación acudía el pueblo para defender sus intereses atropellados por el poder feudal. El monarca era el padre protector, figura que quedó definitivamente mitificada en los siglos XVI y XVII por la literatura de fondo puramente político y hasta por la teología, que sería cuidadosamente mantenida por el absolutismo borbónico y que incluso podremos ver reflejada en documentos muy posteriores -hasta Carlos VII- de los titulares carlistas. Sigue leyendo

Prólogo de Josep Benet a «El Carlismo y las autonomías regionales» (1974)

Prólogo al libro «El Carlismo y las autonomías regionales» (1974), de Evaristo Olcina Jiménez.

El escritor y político republicano catalán, Pere Coromines, que en su juventud fue uno de los acusados en el Proceso de Montjuich, en una conferencia dada en el Ateneo de Barcelona en 1927, se lamentaba de que los estudios sobre la historia del carlismo fueran tan poco cultivados. Y hacia observar que los que hasta aquel momento se habían publicado eran, por lo general, de signo parcial, ya que pretendían defender, unos, la idea y actuación liberal, y otros, la carlista. Eran, por así decirlo, escritos de combate. Ante esta situación, Pere Coromines pedía que se renovaran los estudios sobre las guerras carlistas –«cal renovar els estudis carlins», escribía- y que se entrara en una etapa de objetividad.  Sigue leyendo

Prólogo de Artur Juncosa a “Nosotros, los Carlistas” (1977)

Prólogo de profesor Artur Juncosa Carbonell al libro “Nosotros, los Carlistas”, de Josep Carles Clemente.

Uno de los típicos errores en contra del cual nos advierte la metodología de las ciencias consiste en tomar la parte por el todo. En este error se puede incidir de buena fe -y entonces es un  error corregible- o intencionadamente -y entonces es una mentira-. En Historia, la mentira se recubre de ropaje científico y se utiliza al servicio de una causa determinada con el fin de exaltarla y de desacreditar a la contraria. Si la causa desacreditada ha sido causa vencida, esta forma de descrédito no es más que una forma concreta de practicar el despiadado “Vae victis!” latino. Sigue leyendo

El carlismo juntista (2017)

ElNacional.Cat

14/12/2017

Agustí Colomines

Enric Juliana y un servidor nacimos el mismo año. Somos de la misma generación, la que ahora tiene 60 años, pero no coincidimos jamás en ningún lado, aunque en nuestra juventud militásemos en las mismas organizaciones comunistas, esas que han proporcionado un sinfín de cuadros —siguiendo la terminología marxista— a la política y al periodismo catalanes. No recuerdo haber coincidido con él en ninguna reunión del PSUC. Puede que Juliana sólo fuese lo que entonces se denominaba un “compañero de viaje” o que nos separase nuestra educación sentimental, puesto que yo no he sido, ni soy, católico. Mis creencias siempre han sido republicanas y laicas. En todo caso, los dos hemos vivido las mismas circunstancias sin que por ello ahora debamos tener los mismos recuerdos. Los recuerdos están condicionados por el presente, por la manera como cada uno vive la actualidad e interpreta lo que vivió. Por eso la memoria no es historia ni los recuerdos aportan otra verdad que la que uno construye con más o menos amnesias. Sigue leyendo

Algunas consideraciones en torno a un editorial de I.M.: «El derecho a la autodeterminación, camino del estado socialista federal»

Joaquín Cubero Sánchez

Ponencia presentada en el VI SEMINARI D’HISTÒRIA DEL CARLISME. CARLISME, FORALISME I QÜESTIÓ NACIONAL. LA PREMSA CARLINA, Solsona, 24 i 25 de març de 2000.

I.M., Información Mensual, es el nombre de la publicación periódica carlista que fue portavoz oficial del partido. Tuvo una primera época de diciembre de 1964 a mayo de 1967, la segunda época de enero de 1971 hasta mayo de 1976, y una tercera durante los años 1977 y 1978. En la pausa entre la primera y segunda época el carlismo tuvo como publicaciones oficiales de la dirección las denominadas Hoja Informativa. Secretaria General del Carlismo durante el año 1968 y Boletín informativo de carácter interno en el año 1970. La segunda época de I.M. continúa la numeración del boletín de 1970. Sigue leyendo

La absurda muerte del general vasco que atemorizó a España con sus «boinas rojas»

ABC

03/05/2018

Un 15 de junio de 1835, el carlista Tomás de Zumalacárregui recibió un impacto de bala durante el asedio de Bilbao. A pesar de que la herida fue en la pierna, su tozudez y las malas prácticas médicas le llevaron a la muerte

De Baldomero Espartero al general Rodil. De Francisco Espoz y Mina a Manuel O’Doyle. Todos ellos, la élite del ejército isabelino, la flor y nata de las fuerzas que combatían durante la Primera Guerra Carlista, se enfrentaron y fueron derrotados por Tomás de Zumalacárregui. Sin embargo, también tuvieron la suerte de que este rudo general muriera allá por 1835, en plena expansión militar del pretendiente Don Carlos, debido a una mezcla de mala fortuna, tozudez y pésima praxis médica. De hecho, fue una herida nimia en la pierna la que liberó a la reina Isabel de uno de sus enemigos más sobresalientes. Sigue leyendo