Archivo de la categoría: 1876 I Restauración Borbónica

Fraternidad Vasco-Histórica (1921)

Teodoro de Arana Belaustegui: Fraternidad Vasco-Histórica (1921): «El fuerismo vasco es (…) declaración de integridad personal nacional y consiguiente negación de que este país sea no más que una parte cualquiera de una personalidad nacional supravasca. Dentro del fuerismo no cabe más unidad que la del Rey o Señor con la soberanía de las Juntas que completan el consorcio de la Tierra y del Señor (…) Si amo y a mucho me obliga el Tradicionalismo Español, que cuenta en Vasconia seis siglos de antigüedad, a mucho, muchísimo más, me obliga el Tradicionalismo Vasco, cuya gloriosa existencia abarca el larguísimo período de 4.000 años (…) Se da hoy en Vizcaya el caso (…) de que muchos malos vascos –no pocos con el falso mote de tradicionalistas- olvidando (…) el patriótico ejemplo de las pretéritas generaciones vizcaínas, se prestan a secundar los planes maquiavélicos de hombres políticos extraños al Señorío y enemigos jurados de nuestras legítimas instituciones».

Anuncios

Luis Hernando de Larramendi

Real Academia de la Historia

Hernando de Larramendi, Luis. Madrid, 27.IX.1882 – 27.XII.1957. Secretario de Jaime (III), penúltimo pretendiente carlista al Trono español.

Estudió la carrera de Derecho en Madrid, abriendo bufete en la misma ciudad. Abogado de renombre, fue popular en la Juventud Carlista de Madrid. También se dedicó al periodismo: fue director de El Correo de Guipúzcoa, de San Sebastián, colaborador del semanario madrileño Juventud Tradicionalista y de El Correo Español. Orador profundo, sobrio y emocionante, en 1910 se presentó, en Oviedo, a las elecciones a diputado como candidato jaimista. Sinceramente germanófilo durante la Gran Guerra, permaneció, a pesar de ello, leal a Jaime (III).

Tras la escisión de Vázquez de Mella en marzo de 1919, Jaime (III) consiguió designar como secretario general político en España al germanófilo Comín, sucediéndole en agosto del mismo año el igualmente germanófilo Luis Hernando de Larramendi. Esto reveló que la escisión de los mellistas no fue sólo por su orientación germanófila, sino que pretendían unos objetivos políticos muy concretos, basados en la formación de una bandera tradicionalista en España sin condicionamientos dinásticos de ningún tipo. Sigue leyendo

Crisis del Tradicionalismo. Omisiones y desvaríos de Mella. La salud de la Causa (1919)

Fuente: Crisis del Tradicionalismo. Omisiones y desvaríos de Mella. La salud de la Causa, Luis Hernando de Larramendi, Imprenta y Estereotipia de “El Correo Español”, 1919.

Antecedente

Ni el concepto de tradición es otra cosa que actividad y vida, ni los tiempos permiten, en conciencia, la quietud y el marasmo. Como tradicionalista sincero, lo he entendido así siempre.

Por eso, cuando me convencí de que la Comunión Tradicionalista padecía un quietismo letal, irremediable para la modestia de mis fuerzas y circunstancias, lo primero que se me ocurrió fue escribir un libro; pero, no obstante haberle compuesto, no lo publiqué por repugnancia al escándalo de las nobilísimas masas. Sigue leyendo

Projecte d’Estatut d’Autonomia de Catalunya, aprovat pel Partit Carlí (1899)

(Publicat l’any 1899 en l’opuscle Catalunya Autònoma. Reproduït a «El Correo Catalán», núms. 18.018, 18.020, 18.022 i 18.024 – 6, 8, 10 i 13 del maig de 1931.)

1.- Principis fonamentals

N’hi ha dos d’indiscutibles. Primer: L’«Estat» espanyol és una «Confederació» indissoluble de tantes «Regions» com Regnes, Principats, Províncies y Senyorius el formaven antigament. Ni les Corts, sense força major, podran encadenar cap part del territori de l’Estat, declarant així impossible el separatisme. Segon: Les Regions son veritables «persones jurídiques», i per lo tant, del tot independentes de son Govern interior. Ni les Corts tenen poder per a conculcar l’autonomia de les Regions, que com a conseqüència de causes naturals, és indestructible. Així, elevant a principi la descentralització del Poder, és impossible el despotisme. Hi ha tres menes d’autonomia: administrativa i econòmica, jurídica i política, i absoluta independència. Al rebutjar aquesta última, en virtut del primer principi, afirmem les altres al més radicalment possible. Sigue leyendo

Víctor Pradera (1953)

1953 Víctor Pradera

Fuente: Carlos Guinea Suárez, Temas españoles, nº 37, Publicaciones españolas, Madrid, 1953, 31 + IV páginas.

El político Víctor Pradera, cuyo foralismo fue cuestionado y negado en múltiples ocasiones por las plumas de intelectuales carlistas como Jesús Etayo o Melchor Ferrer, en cambio fue exaltado por el régimen franquista como un supuesto gran ideólogo tradicionalista. En 1918 adquirió fama por sus ataques parlamentarios al nacionalismo vasco y catalán. No mucho después rompía con el Partido Jaimista. En 1931 se negó a participar en las candidaturas católicas vascas por la inclusión del PNV y la defensa del llamado Estatuto de Estella. Sus ideas realmente tenían mucho  (muchísimo) más que ver con el nacionalismo autoritario de la Acción Francesa de Maurras que con el federalismo carlista.

I

De Víctor Pradera puede decirse, con el verso de un poeta francés, que desenterró el sol antes de que llegara el alba. Por la gracia de las ideas y la conducta, este hombre, nacido en la España ochocentista, sobrevive a la muerte física, que le llegó en sazón que había alcanzado un punto de beatitud. Vio, en las sombras de la vida de España, mientras la patria empezaba a sufrir cruel martirio y despedazamiento, la remota claridad cenital que sólo podían divisar los elegidos. Sigue leyendo

Hace cien años: gran fiesta en Gernika (2009)

El Correo Digital

05/07/2009

Hace cien años, el carlismo se dio un baño de masas para conmemorar por todo lo alto el acto de la jura de los fueros por parte de Carlos VII el 3 de julio de 1875

El 3 de julio de 1875, don Carlos de Borbón y Austria de Este, proclamado por sus seguidores como Rey de las Españas, acudió a Gernika para jurar de forma solemne los fueros de Vizcaya. La fórmula utilizada por el jefe carlista fue la siguiente: «Juro por Dios y esta Santa Hostia consagrada guardar y hacer guardar, observar, cumplir y ejecutar inviolablemente los fueros, libertades, franquezas, exenciones, prerrogativas, buenos usos y costumbres que ha tenido y tiene este Muy Noble y Muy Leal Señorío de Vizcaya». Con ese acto se sellaba el compromiso de los carlistas por la defensa de los fueros vascongados. Sigue leyendo

Los propósitos del carlismo (1910)

ABC (Madrid)

17/09/1910

ABC 1910-09-17 A Los propósitos del carlismo

ABC 1910-09-17 B Los propósitos del carlismo

Noticia relacionada con la entrega de una espada de honor realizada por una comisión de carlistas catalanes a Jaime III.

La autonomía regional está también comprendida en nuestro programa, y Cataluña que tanto tiene que sufrir bajo el régimen actual, recobrará su independencia, así como su lengua nacional, el catalán. El servicio militar actual es muy malo, y el servicio militar obligatorio, del que ahora tanto se viene hablando, es un absurdo, pues no tenemos la pretensión de ser una gran potencia.

Debemos implantar el servicio militar voluntario, como lo tienen en Inglaterra.