Archivo de la categoría: Cantabria

Demandas autonomistas en Castilla, La Rioja, Cantabria y León

En los inicios de la Transición el Partido Carlista fue una de las primeras fuerzas políticas en reclamar la autonomía tanto para Castilla como para La Rioja o Cantabria. La cuestión “leonesa” hasta después de las elecciones de 1977 no empezó a plantearse, pero casi inmediatamente fue asumida por los carlistas leoneses.

Fuerzas políticas en el proceso autonómico de Castilla y León 1975-1983, Mariano González Clavero, Tesis de Doctorado de la Universidad de Valladolid.

La constitución de Coordinación Democrática de Castilla y León fue más tardía: el 2 de agosto de 1976. En su presentación de ésta demandaron la supresión de las instituciones y leyes franquistas, además de la amnistía, las libertades plenas de los partidos, la libertad sindical, de reunión, de asociación, manifestación, expresión, y «el pleno derecho del ejercicio de las libertades políticas de las distintas nacionalidades y regiones del Estado español»89. Como sus homólogos en el resto del Estado, Coordinación Democrática de Castilla y León organizó paros y manifestaciones. Sigue leyendo

Anuncios

El sentimiento regionalista de Pereda (2006)

El Diario Montañés (Cantabria)

01/03/2006

Este montañés sentía un profundo amor a su tierra natal, a sus leyes, usos y costumbres, a su paisaje y folclore, regionalismo que consideraba «saludable, elevado y patriótico».

Benito Madariaga / Presidente de la Sociedad Menéndez Pelayo

No fue José María de Pereda un defensor del regionalismo de Cantabria con el sentimiento que llevó a otros autores hacia la política. Pese a ser diputado tradicionalista y defensor de la unidad nacional, se declaró enemigo del centralismo, a la par que defensor de los intereses materiales y culturales de su provincia. Una de las veces que intervino en las sesiones del Congreso de los Diputados lo hizo para interesarse por los problemas de Santander. En 1871, en la proposición de ley que presentó para que el Estado continuara por su cuenta la conservación del puerto de Santander, comenzaba su escrito con estas palabras: «Los diputados que suscriben no desconocen la obligación que tiene el Estado de atender a conservar y mejorar las condiciones de los puertos de mar, y especialmente las de aquellos que, como el de Santander, tenían recursos propios, de los que se incautó el Estado al establecer el actual sistema administrativo». Sigue leyendo