Archivo de la categoría: Momento temporal

La fuerza del carlismo en Peñíscola (2019)

Fuente

La opinión general ha tendido a enmarcar el municipio de Peñíscola como un enclave liberal durante el desarrollo de las Guerras Carlistas, cuestión que como bien sabemos no ha sido del todo cierta. Una verdad a medias, y que la propia documentación no sostiene de modo creíble. La explicación radica en el emplazamiento estratégico del municipio, y por índole, de los intereses que desde el gobierno central poseía su plaza, obviamente nada que ver con la opinión que tenían muchos de los peñiscolanos sobre las ideas y consecuencias de aquel conflicto.
Antonio Caridad Salvador es sin lugar a dudas uno de los mejores conocedores de estas guerras en el territorio valenciano, y ello lo plasma en su estudio “El carlismo en las comarcas valencianas y el sur de Aragón (1833-1840)”, una obra de casi obligada consulta para aquellos que deseen profundizar en el conocimiento de este episodio bélico.

Sigue leyendo

Anuncios

Carlins i carlisme (2014)

El Matí Digital

31/03/2014

Ramon Felipó

Fou una de les ideologies polítiques que va tenir molta importància a Catalunya fins a la fi de guerra civil de 1936-39. Van fer guerres i lluita política, mai van guanyar, eren gent de país i conviccions. A Catalunya ara, ja ningú es recorda dels carlins. Mai no entendré aquesta estranya mania de certs historiadors d’ara que passen de l’ocupació militar de Felip V a l’entrada de Franco a Barcelona. Clar que els carlins de l’autentica família “reial” s’acabaren amb la mort de Jaume III i Alfons Carles. Després vingueren els Borbó Parma (Xavier i Carles Hug) que feren passar als seus seguidors, amb molts pocs anys, d’un tradicionalisme integrista a un socialisme autogestionari, que crec que mai ningú va entendre del tot. Sigue leyendo

El ojo ‘feminista’ de la carlista Lola (2019)

Retrato de Dolores Baleztena Ascárate, nacida en Leiza (Navarra) en 1895.

El Mundo

03/02/2019

Leyre Iglesias

La historia desconocida de la única reportera de guerra española que retrató a enfermeras, repartidoras de periódico y a sus correligionarias ‘margaritas’

Se llamaba Dolores Baleztena. Era aguerrida, feminista de derechas… y la primera chófer navarra. Y llamaba “anticuados” a quienes la criticaban

“En éste como en otros muchos casos, es más agradable conducir que ser conducido. La propia voluntad impera y los cambios están en tus manos”

Una de las aventuras de Dolores Baleztena la llevó, ya avanzada la Guerra Civil, por la Cataluña que acababa de caer en manos de las tropas de Franco. Como era habitual en ella, encima llevaba, además de la fe católica y la militancia carlista, una máquina de clichés de celuloide de 9×6, con un fuelle que se abría y del que salía el objetivo. O “el pajarico”, como lo llamaba Lola. Sigue leyendo

Hechos y más hechos (2019)

Diario de Noticias (Navarra)

31/01/2019

Mikel Sorauren

(…) Aquí es donde nos toca colocar el aspecto religioso que ha imbuido nuestra sociedad -la navarra-, haciendo que parezca el summum de la reacción. J. Herreros ha puesto en evidencia (Los orígenes del pensamiento español reaccionario 1988) que el reaccionarismo español en tanto que ideología, se ha limitado a alimentarse del conservadurismo católico francés. No es de extrañar en un medio cultural -el español- que no había superado el escolasticismo anquilosado medieval. Sorprende que un movimiento que al parecer ha marcado la España contemporánea, carezca de una réplica política definida. En ningún caso es atributo del absolutismo, sino que es un hecho generalizable al conjunto del pensamiento español de la época. Aparece en personajes aislados, algunos de los cuales terminarán identificándose con el Carlismo, aunque no necesariamente; ahí están los casos de Donoso Cortés y Balmes. Nada de extraño, puesto que el supuesto liberalismo español tardará en perfilar su aspecto, cuando menos hasta la Revolución del 68. Son todas estas razones que permiten rechazar el confusionismo con el que se sigue considerando el Carlismo en el caso vasco. Encontrar en los primeros meses de 1834 un texto que muestre los planteamientos republicano-federalistas en los carlistas vascos no produce mayor sorpresa que lo temprano del hecho. En febrero del 35 será la propia Diputación isabelina de Navarra quien atribuirá a Zumalacarregui esa inclinación y de forma contundente lo harán los carlistas vascos en 1838 directamente al infante Don Carlos. Sigue leyendo

Obituario, Juan Besa: Dios, patria y rey (2019)

Acueducto2

23/01/2019

Luis Besa

Con motivo del fallecimiento en Lérida, a los 83 años de edad, de Juan Besa Esteve, padre del coeditor de Acueducto2.com, Luis Besa, su hijo remite el presente obituario. Los colaboradores de acueducto2.com acompañamos en el sentimiento a nuestro compañero y su familia. El entierro será el 24 de enero en la parroquia de San Lorenzo de Lérida, a las 11 horas. En atención a familiares y amigos del finado en Segovia, el domingo 3 de febrero se realizará una misa de privilegio en la parroquia de Tabanera del Monte, 12 horas. Descanse en paz Juan Besa Esteve

Mi padre falleció el 22 de enero de 2019 a los 83 años de edad, víctima de una insuficiencia pulmonar. Se llamaba Juan Besa Esteve, abogado y político catalán. Hijo de Teresa Esteve i Esteve y de Lluís Besa i Cantarell, hijo a su vez de una acomodada familia leridana, concejal por la Comunión Tradicionalista entre 1931 y 1934, y fusilado por el Frente Popular en 1936. Sigue leyendo

Zumalakarregi y la independencia vasca (2019)

Gara

11/01/2019

Jose Mari Esparza Zabalegi

El documento hallado por Mikel Sorauren, según el cual Zumalakarregi tenía intención de convocar a los Estados de Navarra para proclamar la República Federal en las cuatro provincias, es de tal importancia histórica que no es de extrañar que algunos se hayan incomodado. Siempre es molesto que a uno le zarandeen su andamiaje ideológico. Pero los datos son contundentes, van encajando uno a uno en el puzzle decimonónico vasco y, como ocurrió con la nueva bibliografía sobre la conquista de Navarra del siglo XVI, cada nueva pieza colocada va reflejando una imagen que poco tiene que ver con lo que nos habían contado.

¿Que Zumalakarregi fue un militar sin contemplaciones? Claro, nadie lo niega. Era una guerra sin cuartel, al menos hasta el Convenio Eliot. Lo que ocurre es que siempre se recuerdan los sucesos de Villafranca, o de Endarlatsa en la segunda guerra, y apenas se mentan las bestialidades del Ejército de la Nación «o de Ocupación» (como también se llamaba) arrasando pueblos, expulsando a sus habitantes, violando, fusilando y llevándose paisanos, como en barcos negreros, a los presidios ultramarinos. En las escuelas de Cuba, nación libre, se enseña el horror de la llamada «Reconcentración de Weiler», la brutal estrategia militar de vaciar de habitantes comarcas enteras, para quitar «el agua de la pecera» a los rebeldes. En las escuelas de Euskal Herria, nación oprimida, se oculta que el mismo Weiler, Martínez Campos y otros generales españoles estrenaron aquí esa misma práctica, que luego exportaron al Caribe. Es la diferencia entre un país libre y uno oprimido: cuando eres soberano puedes contar tu historia en las aulas. Sigue leyendo