Archivo de la categoría: Momento temporal

Carlismo en “Punto y Hora de Euskal Herria”

Publicado en: Punto y hora de Euskal Herria . — Pamplona, N. 1 (1-15 abr. 1976), p. 2-6

Publicado en: Punto y hora de Euskal Herria . — Pamplona, N. 2 (16 abr.-1 mayo 1976), p. 47

Publicado en: Punto y hora de Euskal Herria . — Pamplona, N. 3 (1-15 mayo 1976), p. 6-8 Sigue leyendo

Anuncios

Orden de Joaquín Baleztena contra los actos de venganza extrajudicial (1936)

El 24 de julio de 1936 fue publicada en El Pensamiento Navarro, esta orden de la Jefatura Regional del carlismo navarro emitida el día anterior

Los carlistas, soldados, hijos, nietos y biznietos de soldados, no ven enemigos más que en el campo de batalla. Por consiguiente, ningún movilizado, voluntario ni afiliado a nuestra inmortal Comunión debe ejercer actos de violencia, así como debe evitar se cometan en su presencia.

Para nosotros no existen más actos de represalia lícita que los que la Autoridad militar, siempre justa y ponderada, se crea en el deber de ordenar.

El Jefe Regional, Joaquín Baleztena.

Tomás Martorell. Andanzas de un carlista (2004)

Diario de Noticias (Navarra)

05/07/2004

Tomás Martorell, con el uniforme militar carlista.

El pasado 17 de junio, a los 92 años, falleció en Pamplona Tomás Martorell Rosáenz. Dejó trece hijos, una vida entregada a la doctrina carlista y, entre muchas otras cosas, un breve libro autobiográfico –Andanzas de un carlista del siglo XX – en el que rememora los avatares de la Guerra Civil, su posterior desengaño, la lucha por la supervivencia del carlismo y los conflictos en los que se vio envuelta su familia en los últimos años del franquismo. Sigue leyendo

Tomás Martorell y la memoria histórica (2004)

José Angel Pérez-Nievas Abascal

Se viene hablando de la necesidad de recuperar la memoria histórica como medio de serenar los ánimos y llegar a una paz verdadera. No obstante, hace dudar mucho que, a veces, sea esa la verdadera causa, y por el contrario se trate, con no se que intenciones, de evitar que cicatricen viejas heridas hurgando en las mismas. Digo esto, porque da la sensación de que se trata de recuperar trozos de historia, no toda la historia, y bien sabido es, que no hay mayor falsedad que una verdad a medias. Recuperar la parte de historia que nos es grata, por las razones que fueren y olvidar la que no nos agrada, es hacer un flaco servicio a la historia, a la verdad y al pueblo. Sigue leyendo

Conclusiones y exigencias del congreso de las Fuerzas Activas Revolucionarias Carlistas (1972)

El Congreso de Fuerzas Activas Revolucionarias Carlistas, consciente de que el trabajo de este Congreso, en sus dos fases, primera en los días 31 de diciembre de 1971 y 1 y 2 de enero de 1972, no sería de interés ni utilidad si se redujera al análisis o propuestas hechas en las ponencias y Declaración, plantea unas exigencias. (…)

16º.- SOBRE LA TERMINOLOGÍA

Pedimos un estudio profundo sobre la terminología adecuada que debe usar el Partido Carlista y términos concretos sobre las principales expresiones usadas en el campo económico, regional, político y social. Pedimos que este estudio lo realice la Comisión de Análisis y Estudios Sociales, Económicos y Políticos. Sigue leyendo

El requeté Rubén de Cardeñosa Serrano

“Los carlistas no tenemos nada que ver con los fascistas y mucho menos aun con los nacionalsocialistas, ni en su parafernalia, ni con su sistema dictatorial y cruel, ni con sus principios, contrarios a los que consideramos humanos y cristianos. Aunque ahora se empeñen en encuadrarnos como franquistas, nosotros sólo le dimos a Franco el apoyo como jefe del ejército, no como Jefe de Estado. Después el carlismo pidió al ejército que se retirase a sus cuarteles y dejara al sano pueblo español elegir el sistema de Gobierno que creyese más conveniente”. Lo dice Don Rubén de Cardeñosa Serrano, nacido en 1917, en Almadén, Ciudad Real, requeté del Tercio de Cristo Rey (1937/1939).

Larranz Andía P. et Sierra Sesúmaga V. Requetés. Madrid. La esfera de los libros. 2010. 943 páginas. Página 202.

¡Sagunto nunca, Caspe quizás! (1961)

Los carlistas manifestaban, ya en fecha tan anticipada como 1961 y en claro enfrentamiento con Franco, que nadie podía imponer un Rey a los españoles, siquiera el suyo y era preferible que los verdaderos representantes del pueblo eligieran una nueva dinastía como se había hecho en Aragón, en Caspe, en el siglo XV.  Era esa salida mejor, lógicamente, que un pronunciamiento como el que estaba en marcha para imponer a Juan Carlos de Borbón, que aunque en este caso no era estrictamente militar, si tenía su origen en un golpe de estado muy similar al de Martínez Campos para derribar la primera república e imponer a Alfonso XII, aunque en este caso derivó en una guerra civil.  Sigue leyendo