Archivo de la etiqueta: Revista Espacio Tiempo y Forma

Aspectos de la cultura política del carlismo en el siglo XX

aspectos-de-la-cultura-politica

Trabajo de Josep Miralles Climent (2005).

A través de unas cuantas pinceladas de tíectios y acontecimientos que se han dado en el movimiento carlista durante el siglo XX, he intentado plasmar el desarrollo o evolución de su cultura política. He partido de la base de que el carlismo es un movimiento más complejo de analizar de lo que a simple vista parece; que su evolución no ha sido lineal, y que no se puede hablar de uno, sino de varios carlismos. En este trabajo me he centrado en los acontecimientos que ha venido reivindicando el sector más progresista del mismo, y que de alguna manera son la justificación de su evolución hacia la izquierda, pero sin desdeñar otros aspectos que estarían más próximos al sector tradicionalista. He focalizado la evolución político-cultural del carlismo en los siguientes aspectos: la religiosidad; la sociabilidad en los Círculos Culturales; la defensa de las culturas autóctonas periféricas; la cultura obrera y sindical; la cultura juvenil y estudiantil; la cultura de la violencia; fiestas, ritos y conmemoraciones carlistas; y la evolución cultural e ideológica, incluyendo el papel de las mujeres.

Anuncios

El fénix que siempre renace: el carlismo ourensano (1894-1936)

el-fenix-que-siempre-renace-el-carlismo-ourensano-1894-1936

Trabajo de Julio Prada Rodríguez (2005).

En este artículo se estudia la trayectoria del carlismo ourensano desde la fundación del Circulo Tradicionalista hasta su fusión en FETy de las JONS. Se analizan sus bases sociales y las distintas escisiones a lo largo de su historia, así como las claves de su escaso apoyo popular También se presta especial atención a sus relaciones con otras fuerzas del espectro político derechista, las disputas en torno a la estrategia insurreccional y su papel en la conspiración militar de julio de 1936.

¡Los carlistas en Palacio! La depuración política de la Capilla Real (1834-1835)

los-carlistas-en-palacio-la-depuracion-politica-de-la-capilla-real-1834-1835

Trabajo de Antonio Manuel Moral Roncal (2004).

El proceso de implantación del liberalismo en España no sólo estuvo marcado por su larga duración, sino también por su alto grado de violencia. En consecuencia, cada alternativa de poder se vio seguida de un proceso de rigor que no sólo implicó la exclusión del enemigo político de la vida pública, sino también su persecución física y exilio. La corte fue una parte del amplio ámbito de poder del monarca. Por ello, entre 1832 y 1835, los partidarios de María Cristina, para el triunfo de sus ideas, consideraron necesario depurar ¡a Real Casa y Patrimonio de sus adversarios, reconociendo, de esta manera, la importancia definitiva de este espacio de poder. Y es que el rechazo o el apoyo de la Corona a una determinada opción política fue un factor decisivo —entre muchos otros— para su triunfo durante ese período de tiempo. El presente articulo se centra en la depuración realizada en una significativa sección palatina: la Capilla Real.

Las relaciones hispano-británicas durante el reinado de Isabel II

las-relaciones-hispano-britanicas

Trabajo de Gemma Alonso Torres (1995).

A lo largo de casi todo el siglo xix, la política de España estuvo hipotecada en manos de los gobiernos francés y, preferentemente, inglés. Este hecho supuso una dependencia total de París y Londres. Los acontecimientos políticos provocados por las guerras carlistas, la subida al trono de Isabel II y posterior reconocimiento de la reina, causaron un déficit en las arcas del Tesoro español, lo que motivó un endeudamiento continuo que se plasmó en la emisión de Deuda pública, adquirida por súbditos belgas, holandeses, franceses y principalmente ingleses.

Un ejemplo de caciquismo electoral en el País Vasco: el comité liberal de Bilbao (1881-1899)

1881caciquismoliberalbilbao

Trabajo de Javier Real Cuesta (1992).

La primera consulta electoral celebrada en el País Vasco con Intervención del carlismo tras la última contienda, puso de manifiesto la polarización, la división ideológico-política de la sociedad vasca entre carlismo/ liberalismo, división por otra parte característica durante la mayor parte del siglo xix que la guerra no había logrado superar y que continuaría liasta la primera década del siglo XX.