Archivo de la etiqueta: Familia Baleztena Azcárate

En el Museo de Recuerdos Históricos de Pamplona (1955)

Fuente: Museo histórico de Pamplona, Dolores Baleztena, Temas españoles, Madrid, 1955, pp. 4 y 5.

“El abuelo sube muy despacio, y al seguir su paso cansino admiramos por las escaleras retratos de reyes, escudos y grabados. En el descansillo, una preciosa vidriera con el árbol de Guernica, y escrito en la lengua milenaria el lema Jaungoikoa. Soteria. Lege Zara. Erege (Dios. Patria. Fueros. Rey).

Ante este árbol, símbolo de las libertades forales, evocamos a Joshe Mari Iparraguirre, el bardo de la Euskalerria, que luchó como voluntario por la tradición de España, y que, poseído de un sentimiento de internacional fraternidad, pide en su inspirado cantar al árbol santo que extienda sus ramas y dé sus frutos al mundo entero”.

Anuncios

Una historia de Vasconia: Triunfo y caída del carlismo vasco (2017)

Un intento de aproximación histórica al carlismo vasco desde la proclamación de la II República (1931) hasta los sucesos de Begoña (1942), muy centrado en la evolución de su compleja relación con el PNV, desde la inicial alianza  católico-foral de 1931 con motivo del Estatuto de Estella hasta el posterior enfrentamiento armado entre requetés y gudaris en el marco de la Guerra Civil española. El documental está claramente orientado en favor del PNV, olvidando diversas conversaciones conspirativas antes y después del 18 de julio de 1936. Igualmente olvida el manifiesto de Jaime III con motivo de la proclamación de la II República. Por otro lado, el calificar a Víctor Pradera como el principal ideólogo del carlismo durante el siglo XX es un absurdo sin pies ni cabeza.

La crisis de “El Pensamiento Navarro” en las páginas de “Montejurra” (1970)

Revista Montejurra, nº 53, julio-agosto de 1970, pp. 12-16.

Incluye el dossier El Affaire de El Pensamiento Navarro, de F. Asín y M. Molinero, la Circular a los carlistas de la Junta Regional de Navarra firmada por Miguel de San Cristóbal, y una Carta Abierta de Auxilio Goñi a Joaquín Baleztena. La posición de Goñi era compartida por Zubiaur.

1970 Crisis -El Pensamiento Navarro- en Revista Montejurra n53

La Comunión Tradicionalista Vasco-Navarra por la reintegración foral plena (1931)

Fragmentos de la Declaración firmada, entre otros por Ignacio y Joaquín Baleztena, en Donostia el 21 de abril de 1931.

Manifestamos que lo que entendemos por nuestras libertades y por el reconocimiento de nuestra personalidad es la derogación expresa y solemne, por parte del Gobierno de la Nación Española, de todas las disposiciones abolitorias de nuestros Fueros y el restablecimiento conforme a fuero de los organismo peculiares del País; es decir, Juntas Generales en Vizcaya y Guipúzcoa, Hermandades en Alava y Cortes en Navarra, para que sean estas organizaciones propias las que rijan y gobiernen nuestra vida interna, sin intromisiones ni ingerencias extrañas, ampliando, rectificando o amoldando el fuero, según las necesidades de los tiempos y siempre conforme a la voluntad del pueblo, voluntad manifestada por los antes citados organismos forales. Sigue leyendo

Orden de Joaquín Baleztena contra los actos de venganza extrajudicial (1936)

El 24 de julio de 1936 fue publicada en El Pensamiento Navarro, esta orden de la Jefatura Regional del carlismo navarro emitida el día anterior

Los carlistas, soldados, hijos, nietos y biznietos de soldados, no ven enemigos más que en el campo de batalla. Por consiguiente, ningún movilizado, voluntario ni afiliado a nuestra inmortal Comunión debe ejercer actos de violencia, así como [debe] evitar [que] se cometan en su presencia.

Para nosotros no existen más actos de represalia lícita que los que la Autoridad militar, siempre justa y ponderada, se crea en el deber de ordenar.

El Jefe Regional, Joaquín Baleztena.

“El papel del carlismo navarro en el inicio de la fragmentación definitiva de la comunión tradicionalista (1957-1960)” (2011)

1957-1960-carlismo-navarro

Trabajo de Mercedes Vázquez de Prada Tiffe.

La autora analiza la evolución del carlismo navarro durante la década de 1950, que bajo la dirección de Francisco Javier Astráin, seguía siendo «la fuerza política más importante en Navarra» (p. 407.). «Los javieristas constituían el grupo más homogéneo y numeroso. Consiguieron organizarse en las jefaturas comarcales y regionales de la Comunión Tradicionalista y del requeté», mientras que las escisiones juanista  y sivattista fueron muy minoritarias y no tuvieron ninguna repercusión entre la masa carlista de Navarra.

“Organización, actividad y bases del carlismo navarro durante el primer franquismo” (2003)

navarraposguerra

Trabajo de Aurora Villanueva Martínez.

La autora analiza la problemática específica de la reorganización del carlismo navarro después de la Guerra Civil como consecuencia de la mutua desconfianza entre la dirección central de Manuel Fal Conde y los antiguos notables regionales. Así las aspiraciones de Fal Conde de encuadrar a la Navarra carlista en una estructura jerarquizada y centralizada de partido político, chocaron inevitablemente con un modelo de liderazgo regional basado en la autonomía territorial y la influencia social. Sigue leyendo