Archivo de la etiqueta: Editorial Católica Española (ECESA)

Carta de Don Alfonso Carlos a Manuel Fal Conde (1935) sobre la denominación de «Comunión Tradicionalista»

Melchor Ferrer (Historia del Tradicionalismo Español, Tomo XXX, Volumen I, Editorial Católica Española, Sevilla, 1979) recoge que «por carta del 19 de julio, dirigida a Fal Conde, Don Alfonso Carlos dispuso que la denominación oficial de la Comunión sería en lo sucesivo de Comunión Tradicionalista» (p. 112). En este documento Don Alfonso Carlos intenta explicar y justificar su decisión, muy cuestionada entre los antiguos jaimistas, de oficializar el nomenclator de «Tradicionalista», ambiguo en términos dinásticos, frente al históricamente empleado por el partido legitimista español: «Carlista». Sigue leyendo

Decreto sobre los nombramientos de Jefes (1934)

Melchor Ferrer (Historia del Tradicionalismo Español, Tomo XXX, Volumen I, Editorial Católica Española, Sevilla, 1979) señala «como importante el Decreto del 4 de enero de 1934, por el que se suspendía la designación de los presidentes de las Juntas Regionales, Provinciales y de Distrito que se venían haciendo por elección, quedando en lo sucesivo el nombramiento de los Jefes nombrados por el Rey o por el Jefe Delegado. Como se ha visto en el tomo anterior, esta modalidad de nombramiento por elección había sido adoptada por Don Jaime a petición de la Asamblea de Zaragoza de 1921» (p. 84). Así en el Carlismo se produjo un importante retroceso democrático en favor de un modelo organizativo más centralizado. Sigue leyendo

¿Quién es el Rey? La actual sucesión dinástica en la Monarquía española (1949)

Quién-es-el-Rey-217x300Interesantísima obra sobre la sucesión de don Alfonso Carlos I y los mecanismos sucesorios de la Monarquía tradicional. Publicada originalmente en 1949, sólo tuvo una reedición en 1968 a cargo de Editorial Católica Española (ECESA). Su autor, Fernando Polo, era un conocido militante de la Agrupación de Estudiantes Tradicionalistas (AET) que como consecuencia de su activismo antifranquista fue internado en unos de los campos de concentración que construyó el fascismo en las Españas.

Los inicios de “La Orden de la Legitimidad Proscripta” en 1923

HTEEl 18 de mayo don Jaime escribía al marqués de Villores para que se activaran los trabajos de organización y por carta fechada en París el 16 de abril de 1923, el Rey creaba la Orden de la Legitimidad Proscripta que sería concedida solamente mientras estuviera en el destierro y que cesaría el día que recuperara el Trono (…) Esta condecoración fue dada inmediatamente al marqués de Villores y después se fue concediendo a otras personalidades carlistas, entre ellas el duque de Solferino y el escritor don Ramón del Valle Inclán. Por R. D. del 8 de diciembre fue concedida a la Juventud Jaimista de Madrid. Sigue leyendo