Archivo de la etiqueta: Cuestión sucesoria

Declaraciones de Vázquez de Mella: El Partido Carlista (1909)

Heraldo de Madrid, 29 de Junio de 1909.

1909

Pleito dinástico

– [Entrevistador] Sin embargo, la cuestión dinástica es tan importante para ustedes, que si desapareciesen sus símbolos no tendrían más remedio que aceptar los que ahora consideran opuestos.

– [Vázquez de Mella] De ninguna manera. La ley de mil setecientos trece, mal llamada Sálica, porque no excluye en absoluto a las hembras, ha sido negada de tal modo por la rama gobernante de don Francisco de Paula, que en todas las Constituciones que ha sancionado excluye para siempre de la sucesión a la Corona a la que funda su derecho en la ley de mil setecientos trece. Además, no podría invocar ésta sin declararse, lo que es absurdo, tres veces usurpadora. Los demás sucesores de don Francisco de Paula y de la Casa de Nápoles, o mantienen derechos a otros Tronos, o han reconocido a la dinastía imperante, negando la ley de Felipe quinto, y estando, por lo tanto, excluidos de los beneficios de ella. Sigue leyendo

¿Quién es el Rey? La actual sucesión dinástica en la Monarquía española (1949) – (1968)

1968 Quién es el Rey

Obra sobre la sucesión de don Alfonso Carlos I y los mecanismos sucesorios de la Monarquía tradicional, en la que se defienden los derechos de la Familia Borbón Parma en la línea de las declaraciones de Vázquez de Mella al Heraldo de Madrid el 29 de junio de 1909. Fue uno de los libros más leídos por los militantes de la Agrupación de Estudiantes Tradicionalistas (AET). Publicada originalmente en 1949 por Editorial Tradicionalista en Madrid, sólo tuvo una reedición en 1968 a cargo de Editorial Católica Española (ECESA) en Sevilla. Sigue leyendo

Carta de Manuel Fal Conde a José María Araúz de Robles (1958)

Sevilla, 3 de enero de 1958

Sr. Don José María Arauz de Robles.

Madrid

Querido José María:

He dejado pasar estos días para contestar tu carta del 23 en espera de esa copia entera de escritos que en el final de la misma me anuncias. Sin que me haya llegado, no puedo demorar mi respuesta viendo correr por ahí copias de esa tu carta a mí, nada menos que para seducir a incautos haciéndoles creer, a la vista de ciertas frases tuyas insinuantes, que yo estoy de acuerdo con vosotros. Sigue leyendo

Promesa matrimonial a los carlistas de Don Jaime (1919)

En su discurso a los legitimistas reunidos en la Junta Magna de Biarritz Don Jaime prometió resolver el problema de la sucesión legítima de su Dinastía a través de un pronto enlace matrimonial. Entonces manifestó que «Si supone dificultades el escogerla entre las Princesas de Europa, estoy dispuesto, muy gustosamente, a cumplir mis deberes, eligiéndola entre las ilustres familias». En el momento en que Don Jaime asume que, ante el boicot que sus planes matrimoniales sufren en la realeza europea, posiblemente tenga que buscar esposa fuera de esos círculos, está negando validez, dentro de las normas sucesorias de la Monarquía tradicional, a la Pragmática promulgada por Carlos III en 1776 sobre el llamado matrimonio morganático, concepto ajeno a la tradición hispánica que fue introducido por el despotismo ilustrado sin ser aprobado en Cortes.

Fuente: Historia del Tradicionalismo Español (Editorial Católica Española, Tomo XXIX, Sevilla, 1960, p. 256).

El hijo de Carlos Hugo asume los derechos al trono de España (2010)

2010El féretro de Carlos Hugo en la cámara ardiente cubierto con la bandera española y la boina roja. A la derecha, la bandera carlista; sobre el cojín de las flores de lis, el Tosión de Oro. ParmaOggiCuarto Poder

02/09/2010

Manuel Martorell

En un principio, daba la impresión de que el entierro de Carlos Hugo el pasado sábado solo iba a ser la despedida de quien, para muchos habitantes de Parma, simbolizaba la añorada independencia de este antiguo ducado al norte de Italia. Cientos de personas se agolpaban junto a la céntrica iglesia de la Steccata una hora antes de que llegara el féretro del último duque de Parma. Sigue leyendo

Carta de Don Alfonso Carlos a Don Javier (1936)

Firmada el 10 de marzo de 1936.

A S.A.R. el Príncipe Don javier Carlos de Borbón-Parma y Braganza.

Mi querido sobrino: al instituir en tu persona la regencia para el caso de que llegue mi muerte sin haber resuelto todavía el problema de mi sucesión, he descargado en ti, mi querido Javier, la gran preocupación de los últimos años de mi vida, no quedando huérfana la Comunión Tradicionalista, ni dejando a la nación en el peligro de una restauración monárquica en príncipe que no ofrezca la garantía plena de observancia de los salvadores principios tradicionalistas. Sigue leyendo