Archivo de la categoría: 1931 II República y Guerra Civil

Juan Ramón Masoliver y Martínez de Oria (2000)

Gran Enciclopedia Aragonesa

(Zaragoza, 1910 – Barcelona, 1997). Traductor. Estudió Derecho y Filosofía y Letras en la Universidad de Barcelona. Fue cuñado de Luis Buñuel, que lo introdujo en la corriente surrealista. Funda, en 1929, la revista Hélix, que difunde el surrealismo en Cataluña. En París, conoció a André Breton. Realizó las primeras traducciones al italiano de los poetas de la Generación del 27. En 1932 ocupa una plaza de lector de castellano en la Universidad de Génova, colaborando en la prensa italiana y, a modo de corresponsal, con el diario barcelonés La Vanguardia, y el madrileño El Sol. Trabajó en el suplemento de literatura del diario Il Mare con Ezra Pound, publicando además artículos y estudios en las revistas Ginesta y Mirador. Al estallar la guerra civil, Masoliver era simpatizante de la causa carlista. Fue evacuado de Barcelona por la Generalitat de Cataluña en 1936, y se alistó en los tercios del Requeté participando en el aparato de propaganda del bando nacionalista, y ejerciendo como corresponsal de guerra para Heraldo de Aragón, en los frentes de Andalucía y Madrid. En 1939, entró en Barcelona con las tropas nacionalistas. Tras la guerra, fue distanciándose políticamente del régimen, trasladándose en 1940 a Italia, de donde es expulsado un año más tarde. Otra vez en España, trabaja en la redacción de La Vanguardia, dirigiendo la sección de Literatura hasta 1981 y tomando parte en la fundación del semanario Destino. Publicó una Guía de Roma e itinerarios de Italia (1950). Entre 1951 y 1955, creó los cuadernos literarios La poesía en la mano y Entregas de poesía (el último junto con Diego Navarro). En la década de los 60, dirigió la revista barcelonesa Camp de l’Arpa, que llegaría a ser una de las principales publicaciones literarias de Cataluña y España. Fue además creador de los «Premios de la Crítica» de Zaragoza. En 1981 publica, en catalán, Presentació de James Joyce y una Antología poética de Ausias March, que sería también editada en catalán en 1985. Recibió en 1989 el «Premio Nacional de Traducción». En 1994, publicó la antología de artículos Perfil de sombras.

Requetés protegiendo el Árbol de Gernika (1937)

El Federal

La tercera imagen era una fotografía que muestra el momento en que los requetés montaron un cordón de seguridad alrededor de la Casa de Junta de Gernika para impedir que el roble sagrado de los vascos fuera destruido. Según relató, el Tercio vizcaíno de Begoña, que fue de los primeros en entrar en la villa foral tras el salvaje bombardeo de la aviación alemana, se enteró de que una columna falangista procedente de Pamplona se dirigía a Gernika con hachas para destruir el árbol. Por esta razón, los mandos del Tercio, y de forma fundamental Jaime del Burgo Torres, ordenaron que requetés armados con mosquetones y bombas de mano formaran un círculo de protección. Según explicó Martorell, algunos errores cometidos por historiadores sobre las razones de esta protección se hubieran evitado sencillamente con haber preguntado, cuando vivían, a sus protagonistas, que explicaron con minuciosidad lo ocurrido.

Prólogo de José Andrés-Gallego a -Carlismo y represión “franquista”- (2009)

“Prólogo” a Manuel Martorell y Josep Miralles, Carlismo y represión “franquista”: Tres estudios sobre la guerra civil y la posguerra, s.l., Ediciones Arcos, 2009, pág. 1-19.

2009 Prólogo de José Andrés-Gallego a Carlismo y represión -franquista-

Los muyahidines de Franco (2011)

El Heraldo de Aragón

22/06/2011

José Luis Melero

Larraz y Sierra-Sesúmaga publican un impresionante libro de los ?Requetés?

Fueron a la guerra y dieron sus vidas por Dios, por la Patria y el Rey: por un Dios en el que había que creer mucho para tratar de comprender que hiciera oídos sordos a la situación de grave injusticia social en que se vivía entonces en España; por una Patria que los había condenado a ser en buena parte siervos de la gleba y carne de cañón en todas las guerras; y por un Rey al que ni conocían y que sería con toda probabilidad un señorito calavera. Pero carlistas habían sido sus padres, sus abuelos y sus bisabuelos, sus familias habían ya peleado en la última guerra carlista y aún en las anteriores, y la tradición pesaba mucho: eran lo que habían sido sus antepasados, sin complicarse más las cosas, por respeto a la Iglesia y a sus mayores. Sigue leyendo

Revolución carlista (1934)

a.e.t., nº 14, Pamplona, 27 de abril de 1934, pp. 1 y 3.

José Mendioroz

Para unos, palabras de lucha, de esperanza, que encierran todos sus anhelos. Para otros, palabras de miedo. Solo ven en ellas, guerra, fuego, destrucción…

Los que nunca pensaron llevar a la realidad el programa Carlista; los que vivieron y quieren vivir de la política; los que no pensaban en más realidades que tener tras de sí una masa que les guardase las espaldas, que les ayudase a ocupar los grandes puestos de la política nacional, al oír el grito de Revolución carlista, quieren pensar en que somos cuatro locos indeseables.

Nosotros, los carlistas, los intransigentes, los que queremos todo o no queremos nada, vamos a decirles a los que no nos conocen, a los que nos conocen y no nos quieren conocer, a los cobardes, a los traidores… qué significa la frase «Revolución Carlista». Sigue leyendo

Los padres de Xabier Arzalluz

Fuente

Con comentarios de Xabier sobre sus padres y abuelos, que conviene leer, dada la gran cantidad de infundios que desde Madrid se lanzaron sobre nuestro protagonista, sus padres y abuelos.

Estos datos biográficos, están copiados de la edición a cargo de Javier Ortiz de ASÍ FUE, de Xabier Arzalluz.

VIII.- Felipe Higinio de Arzalluz Eizmendi nació en el año 1887 en Azkoitia.

De su padre nos dice Xabier: Sigue leyendo