¿Día de Navarra?

José Angel Perez-Nievas Abascal

Acaba de celebrarse el llamado día de Navarra, pero con celebraciones distintas, oficiales unas, más populares otras y la indiferencia de los más, aprovechando únicamente el ser día festivo. Ello nos lleva a la consideración, de que algo falla. Mal por las celebraciones oficiales, que prevaliéndose, de sus posibilidades no han hecho el más mínimo esfuerzo para aglutinar ideas y proyectos, de tal manera que fueran celebraciones de todos, realmente populares, fueran cuales fueren las ideas de unos u otros. Incompletas  las más populares, pues por carencia de medios, y obstáculos del poder, no llegan a conocimiento de todos, salvo a sectores muy restringidos de determinadas zonas, lo que hace que a ojos de muchos sean también parciales.

Resulta escandalosa la maniobra política en que convierten los de Unión del Pueblo Navarro, (que obsesión con la manipulación y atribución de nombres y símbolos) cualquier celebración y muy especialmente la de este día. Pareció que el día estaba establecido a mayor honra  y gloria de la Constitución de 1978, de la que se han convertido en paladines, con olvido de que su fundador y primer Presidente, D. Jesús Aizpún, votó en contra de su aprobación, y en aquellos tiempos, enemigo acérrimo de la misma.

Asustan las palabras del Sr. Sanz anunciando las celebraciones que se preparan para homenajear en su milenario a Sancho Garcés III, conocido como Sancho el Mayor, aglutinando, por unas u otras razones, bajo su reinado, la mayor expansión de Navarra, y al que se aplicó también el calificativo de “Hispaniarum rex”. Y digo que asustan, porque tenemos el precedente de su reacción frente a las intenciones del Ayuntamiento de Fuenterrabía de honrarlo dedicándole un monumento.

Es cierto que la Historia se manipula con claras intencionalidades políticas. Es difícil con mentalidad de hoy juzgar determinados hechos históricos, cuanto más si a esa dificultad se añaden parcialidades políticas. Nos resulta incomprensible que Francisco de Jassu -San Francisco Javier- tuviera dos hermanos, Miguel y Juan, defensores de Amayur, y puesta precio a su cabeza, por el conquistador de Navarra, hasta que fueron indultados; que la  conquista que hiciera sufrir tanto a su madre, que firmaba  como “la triste María de Azpilicueta”, y que al mismo tiempo su   hermana Magdalena fuera educada en la corte de Isabel la Católica, reina de Castilla de quien fue dama de honor hasta que ingresó en un Monasterio de Gandía.

Los reinos de Aragón y Castilla, nunca dejaron que Navarra siguiera su camino, y siempre de una u otra manera se interpusieron en él. Y dentro del segundo, Alava, Vizcaya y Guipúzcoa, Vizcaya y Guipúzcoa, separadas voluntariamente del Reino de Navarra y también Alava, aun cuando no así Vitoria que resistió heroicamente el asedio a que fue sometida. Y como muestras de su implicación dentro de Castilla están las celebraciones de los tolosanas por la batalla de Beotibar, y  los cañones de la batalla de Belate en 1512, que pasaron al  escudo de Guipúzcoa, en recuerdo de la carga de los guipuzcoanos, dirigidos por el señor de Lizaur al grito de “España, España”, contra la retaguardia del ejercito de Juan de Albret, arrebatándoselos. Y el orgullo de Vizcaya frente al Reino de Navarra, según relata  Labayru en su Historia General de Vizcaya. La anécdota se produce el año 1745, reinando Fernando VI de Castilla y II de Navarra. La Infanta Mª Teresa, camino de Francia para contraer matrimonio con el Delfín de Francia, pasa por Vitoria, hay un besamanos y salta la chispa. Navarra pretende ser antes que Vizcaya por su condición de Reino frente al Señorío. Se opone Vizcaya, alegando en su favor, que su unión a Castilla fue voluntario y desde hacía más de quinientos años, mientras Navarra, lo había sido por derecho de conquista y no hacía más que doscientos años. Dieron la razón a Vizcaya y pasó antes a rendir pleitesía. Y para reforzar la decisión,  además señalaban que en función de esas razones entre los escudos de la Corona figuraba el del Señorío en sexto lugar y a la derecha, mientras que el de Navarra en décimo lugar y  a la izquierda.

Las tropas que mandaba el Duque de Alba, cuando comenzó la invasión de Navarra, por Sakana, partiendo de Alava, en gran parte estaban formadas por vizcaínos, alaveses y guipuzcoanos… y navarros beamonteses,- nuestras eternas disensiones,- lo que en gran parte explica la facilidad de la conquista y el que Tudela fuera la última Ciudad del reino en ser conquistada, tal vez por agramontesa. La misma composición tenían años más tarde las fuerzas  castellanas, (entre las que se encontraba  Iñigo López de Oñaz – San Ignacio de Loyola-) que trataban de evitar la reconquista de Pamplona; las que intervinieron en la batalla y desastre navarro de Noain o asediaron la fortaleza de Amaiur.

Ya que hemos hablado del trato que de siempre nos dieron los reinos de Aragón y Castilla y Alava, Vizcaya y Guipúzcoa, tampoco podemos olvidarnos del trato dado en la Constitución de 1812, en las leyes de 1839 y 1841, e incluso en la actualidad, perdidos nuestros representantes en la marea del Congreso de los Diputados, donde siempre que se habla de nacionalidades históricas, nunca se menciona a Navarra

A nadie se le ocurre oponerse a la Unión Europea, por el hecho de que no hubiera existido nunca antes, y hubieran andado siempre a la greña los que ahora quieren unirse y dotarse incluso de una Constitución. Sin embargo entre nosotros  parecen ser obstáculos insuperables.

La historia debe servirnos para aprender de ella, aprovechar lo bueno y rechazar lo malo, pero nunca, para copiarla, pues cada tiempo tiene sus problemas y requiere soluciones propias. Lo que debemos rechazar de plano, son nuestras disensiones internas, que den lugar a divisiones, que no quiere decir, ausencia de pluralidad de opciones. Y no podemos olvidar que Euskalherría es una realidad sociológica y lo son las Españas y nosotros somos quienes tenemos que resolver como podemos articular o rechazar que esas realidades sociológicas se conviertan o no en realidades políticas y caso afirmativo, la forma en que hayan de serlo, sin que ninguna posibilidad esté cerrada, tenemos que decidirlo nosotros pero sin imposiciones de nadie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s