Por Dios, por la Patria y… ¿ el Rey…? (2005)

Diario de Noticias (Navarra)

07/05/2005

Jesús Mª Aragón Samanes

Como todos los años, también en este 2005, nos volveremos a juntar el 8 de mayo en Montejurra carlistas de todo el Estado. Hay una canción muy popular que hace referencia a la tradición y cuyo estribillo dice así: “Por Dios, por la Patria y el Rey, lucharon nuestros padres; por Dios, por la Patria y el Rey, lucharemos nosotros también”. En Montejurra, y en otras muchas partes del Estado, se derramó sangre humana que no nos es ajena, y porque no queremos que vuelva a suceder, nos reunimos en Montejurra para celebrar la fiesta del partido y de la tradición, de la que los actuales carlistas no somos esclavos sino herederos, continuadores, tradición viva, hacedores de tradición, por tanto. Y como tales, los carlistas de hoy seguimos luchando por Dios cuando luchamos por mejorar las condiciones de vida de los débiles de esta sociedad consumista y cuando en nuestra práctica diaria tratamos al vecino como, según la teoría, trataríamos al mismo Dios.
Seguimos luchando por la Patria cuando hacemos lo posible para que nuestros herederos, quienesquiera que sean y tengan la nariz de la forma que la tengan, pero continuadores nuestros, se encuentren con un medio físico, humano, social y cultural más favorable para desarrollar su vida que el medio físico, humano, social y cultural que nos encontramos nosotros al llegar aquí y en el que tenemos la suerte de vivir para que la vida, con sus matices propios, siga presente y creciendo aquí. ¿Y por el Rey? ¿seguimos luchando los carlistas de hoy por el Rey? No hay más que mirar la intrahistoria del carlismo para comprobar que los carlistas tenemos muy claro que uno no es rey por un braguetazo, ni por ser hijo de, ni siquiera por la gracia de Dios y mucho menos aún si se es nombrado por un perjuro traidor, dictador fascista y asesino como Franco. Cuando cada uno de nosotros procura desenvolverse en la vida guiado por un criterio personal y propio, elaborado a base de estudio, trabajo y sentido común, para ponérselo más difícil a los que nos quieren engañar cada día, estamos luchando por el rey que somos cada uno de nosotros, así como en nuestra práctica diaria cuando le damos al vecino el trato respetuoso que le daríamos al teórico rey.

No aparece en el estribillo de la canción, compuesta tal vez por algún listillo de los que andan diciendo que los Fueros fueron una reivindicación tardía en el carlismo y que los llamados liberales los defendían tanto o más que nosotros, los carlistas (vivir para ver y oir). No aparece en el estribillo de la canción, como digo, pero los carlistas siempre hemos llevado los Fueros en la boca y en el corazón y luchamos en su defensa antes y ahora también. Los Fueros son las leyes propias hechas por y para los habitantes de un determinado territorio. Las leyes hechas por gente de fuera del territorio y que intenten obligar a la gente de ese territorio determinado, son leyes extrañas, impuestas, no son Fueros. Por eso los carlistas luchamos antes en defensa de los Fueros, lo seguimos haciendo e intentamos ser representantes vivos de los mismos cuando en nuestra conducta individual y de relación con los demás miembros de la sociedad de la que formamos parte, nos guía la lucha por Dios, por la Patria y el Rey o, dicho de otra manera, cuando luchamos en favor de la libertad para escoger, del socialismo para compartir, del federalismo para convivir y de la autogestión para decidir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s