Montejurra y el joven carlismo (1969)

Luis Carandell, Triunfo, nº 362, 10/05/1969, p. 8.

1969-montejurra

Me sorprendió el otro día ver, junto a los viejos tradicionalistas, a un elevado porcentaje de jóvenes, algunos de ellos universitarios, que parecían oponer al populismo instintivo de sus mayores una más cuidadosa reflexión de los problemas actuales. No es el suyo, afirman ellos, “un nuevo carlismo” y el mismo José Ángel Zubiaur, en el acto político que se celebró, a pesar de los pesares, en la Campa, tuvo especial interés en recalcar que en el carlismo no hay “viejo” ni “nuevo”, sino una continuidad de pensamiento. En esta época de descrédito de todos los “slogans”, más que rendirnos al escrúpulo que necesariamente ha de provocar en nosotros la leyenda ultramontana del Carlismo, sería interesante analizar, aún estando en contra de ellos, sus principios más importantes, su anticentralismo (“España no es Madrid”), su colectivismo agrario, su concepción de la representatividad y, sus ideas sociales que, según afirman los carlistas, quedaron reflejadas en el Acta de Loredán antes de ser sancionadas por la “Rerum Novarum”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s