Fernando García Pañeda: «Seguimos padeciendo el cierre en falso de la tercera Guerra Carlista» (2007)

Gara

11/07/2007

Fernando García Pañeda ha reeditado con Aurea su ópera prima, aunque en su versión original, sin un capítulo que incorporó a sugerencia del anterior editor, y con el título «Las lágrimas de Eurídice». La novela está ambientada en la tercera Guerra Carlista y cuenta las andanzas de Martín Basterrechea, un aventurero que recala en Portugalete en pleno asedio de los carlistas a la villa.

Izaskun Labeaga

El escritor es consciente de que el título de la publicación puede llevar a equívocos sobre el contenido de la obra. Sin embargo, tiene su explicación: «las lágrimas llevan al protagonista a tomar una serie de decisiones que afectan tanto a su vida como a las de los que le rodean».

Martín Basterrechea, un contrabandista con muy buena estrella, recala en Portugalete, en pleno sitio. ¿Por qué?

El siglo XIX está muy poco tocado en la novela histórica. Hay un boom de este tipo de literatura pero centrado, sobre todo, en la Edad Media. Yo creo que el siglo XIX es un siglo que ofrece muchas posibilidades para la escritura. Por otro lado, la tercera Guerra Carlista es un hecho histórico que nos ha condicionado mucho, porque el cierre en falso de esa guerra ha provocado muchas situaciones, sobre todo en el País Vasco, que todavía seguimos padeciendo.

El texto denota un gran conocimiento del episodio al que se refiere.

Me he basado en un documento histórico muy importante, que es el diario de un médico de la villa que durante los meses que duró el sitio tuvo la ocurrencia de anotar día a día lo que estaba pasando. Eso ha quedado para la posteridad y me ha servido como hilo conductor.

Uno de los aspectos más dramáticos del relato es el enfrentamiento entre personas pertenecientes a un mismo pueblo.

Siempre se habla de la Guerra Civil refiriéndose a la de 1936 pero en este país han habido varias guerras civiles. Las luchas fraticidas han sido constantes. De todas formas, yo he querido hacer una novela de aventuras y no un fresco de la Guerra Carlista. Cuento una serie de aventuras que se suceden en ese marco concreto y en un hecho, que es el sitio de esta villa.

Envuelve la acción con detalles de las celebraciones que tenían lugar en la localidad portugaluja, del ambiente que se respiraba, de sus instituciones…

Todo está bien documentado. En el diario del sitio quedó reflejado, por ejemplo, cómo había gente que se embarcaba en vapores, más o menos blindados porque les atacaban desde las orillas, para ir a Bilbao, Castro o a Santoña.

El doctor Escorihuela, cuyo diario le ha aportado todo ese material, aparece en la novela, junto a nombres que participaron en la contienda. ¿Hay algún otro personaje real?

Cito algunos de un bando y del otro, pero los que conforman la trama son todos de ficción.

Como recurso, usted ha optado por un doble narrador. ¿Por qué?

Podía haber recurrido a uno directamente pero me gustó más la idea de la narración oral, un personaje le cuenta a otro esta historia, lo que me ha permitido otras licencias literarias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s