Discurso de José Ángel Pérez-Nievas, Secretario General del Partido Carlista de Navarra (2003)

Quiero fijarme especialmente en el lema de este año “Abre tu futuro”, y señalando en él, por una parte su carácter imperativo, es algo que se exige, y por otra su significación gráfica, facilitándonos el medio, la llave. Desde mi punto de vista trata de hacernos ver que no podemos ser ajenos a lo que nos rodea y que no podemos mantener una actitud pasiva.

Pensando en ello quiero recordar a una mujer de quien cantaba el pueblo: Labrador, si vas al campo/no pises las margaritas/porque es la flor más bonita/que tenemos los carlistas. Y quiero recordarla porque dijo lo que pensaba. No le gustaron muchas cosas, y las dijo, por lo que fue mal vista por muchos, incluido su marido. Me estoy refiriendo a Dª Margarita de Borbón. No se lo perdonaron los mismos que cuando pasaron los días gloriosos no quisieron o supieron hacer frente a la situación, poniendo tierra de por medio, recorriendo el mundo, como D. Carlos, o tratando de resolver su situación personal, como otros. Y fue ella, Dª Margarita, quien hizo frente a reclamaciones, ayudas a voluntarios y exiliados, tratando de paliar las consecuencias del desastre. Y quiero personificar en ella a las mujeres carlistas, ejemplo de sacrificio y abnegación, siempre y en todo momento, pero especialmente cuanto más difíciles se vuelven, y también como ellas valoradas en momentos graves —y ejemplos recientes tenemos en nuestra historia— e ignoradas cuando han pasado. Buena prueba de ello es la placa dedicada a Dª Margarita en el centenario de su fallecimiento y que nos obligaron a quitar del claustro de Iratxe que tanto supo de sus desvelos por los heridos de ambos bandos.

Nuestra llave para abrir el futuro se condensa en Socialismo para compartir, Federalismo para convivir, Libertad para escoger y Autogestión para decidir. Para quienes dicen que nos hemos olvidado de nuestros principios, quiero recordarles lo que ya dije en mi primera intervención en Montejurra, en la cumbre, el año 1967, remedando al poeta: no hay tradición, se hace tradición al andar. Y ésta es nuestra tradición y nuestros principios a día de hoy, en los albores del siglo XXI.

Una convivencia solidaria, libre y justa exige DEMOCRACIA. Democracia no es solo la posibilidad de votar cada determinado tiempo, sino que ese derecho sea totalmente libre. ¿Se dan hoy esas circunstancias? Nuestra experiencia como Partido no es muy alentadora. En la Transición, los miembros de la Platajunta acordaron que o se legalizaba a todos o no se entraba en el juego. No legalizaron al Partido Comunista ni al Partido Carlista. Por el primero movieron ficha y fue legalizado, no así el Partido Carlista, con el pretexto de que en el fondo se sabía que pretendía cambiar las estructuras del Estado e instaurar otra monarquía y eso era delito. ¿Recuerda alguien lo ocurrido con Euskal Herritarrok? Supongo que sonará. Pero ahora ha habido protestas de todo género y entonces nos dejaron completamente solos y Suárez, el adalid de todas las libertades, nos legalizó cuando le dio la gana, después de las elecciones de junio de 1977, de las que salieron unas Cortes que se autoproclamaron constituyentes. No entiendo cómo, con esos antecedentes, pueden hoy enzarzarse en el ruedo político, arrogándose el título de constitucionalistas o democráticos, pues lo son cuando les conviene. La única razón la da el viejo dicho de dime de qué presumes y te diré de qué careces.

Para que un sistema sea verdaderamente democrático, lo primero que debe determinarse democráticamente es la propia estructura del Estado. Y en nuestro caso no ha sido así. En la Constitución, en cuyos preparativos no pudimos estar presentes, al negarnos esa posibilidad cerrándonos el paso mediante la no legalización, se estableció un Estado de las Autonomías que ciertamente no es la expresión de un Estado centralista al estilo francés, pero tampoco se parece en nada a lo que había sido hasta 1812 la convivencia de los distintos reinos de las Españas.

Y como la historia es lo que es y no lo que unos y otros pretenden que sea, no está de más decir que el Fuero General del Reino de Navarra comienza diciendo la manera de proclamar Rey en Navarra, y lo basa en que esa es la forma en que “fue primerament establito por Fuero en Espaynna de Rey alzar por siempre”. Es decir, la plena compatibilidad del Reino de Navarra con la existencia de otros reinos en el territorio español.

La verdadera democracia exige que se atienda al bien común y eso que las disposiciones legales atiendan a necesidades generales, no se dicten para convalidar golpes de mano “ley sobre RUMASA” o apartar de la vida política a quien no conviene, “ley de ilegalización” para Euskal Herritarrok.

La verdadera democracia exige huir de mayorías absolutas, que se aproximan mucho al sistema de las dictaduras, y si no, cómo se explica que legalmente el Gobierno apoyara la guerra de Irak y el pueblo, mayoritariamente, la rechazara. Y lo ocurrido en Navarra con la Iniciativa legislativa popular por una carta de derechos sociales: se da una verdadera movilización popular, se recogen las firmas precisas, se cumplen todos los requisitos y cuando llega al Parlamento de Navarra, en que teóricamente está representado el pueblo de Navarra, la degüellan y la dejan en algunos aspectos puramente accidentales.

Es imprescindible, para hablar de democracia, que todos tengan igualdad de posibilidades, y ya vemos lo que está ocurriendo en esta precampaña, en que los medios de comunicación, del tipo que sean, cierran el paso a aquellos grupos políticos no bien vistos por los dueños de esos medios de comunicación, por las razones que sean.

Es preciso partir en democracia de que los derechos no son de los grupos políticos, sino de los ciudadanos, que son quienes tienen derecho para decidir libremente a conocer la totalidad de las posibilidades, y en consecuencia, listas abiertas, no como ahora, cerradas, de grupo, donde el que va en listas en dueño de su puesto parlamentario, dándose verdaderas barbaridades.

La democracia de verdad exige que sea válido y posible mantener y luchar por cualquier opinión, siempre que se empleen medios democráticos, con la idea clara de que delinquen las personas físicas, no las jurídicas. Puede llegar a atacarse la Constitución, no es inmutable. ¿Cuántas han existido en España? Piénsese que la Constitución de 1812, instauradora del Estado Centralista en las Españas, admitía la esclavitud, y los a ella sometidos no eran considerados españoles, sólo los libertos. También perdían tal carácter los servidores domésticos, mientras lo fueran. Si todo esto, que era una barbaridad, se ha ido modificando, ¿por qué no se puede modificar la concepción centralista del Estado “dispensador” de facultades a las antiguas formaciones políticas de las Españas, convertidas en Comunidades Autónomas?

Una verdadera democracia no puede ser injusta y con los dos asesinatos de Montejurra 76 lo está siendo. En aras de la paz fueron doblemente victimas, pues se les cerró el paso para que fuera pública la trama y quiénes fueron sus asesinos, por aplicación de la Ley de Amnistía que mandaba paralizar los procedimientos judiciales y dejarlos terminados. Para mayor escarnio, cuando se publica la Ley de Victimas del Terrorismo, se reconoce tal carácter a Melitón Manzanas, a Arrizabalaga Arcocha, que se paseó por aquel Montejurra pistola en mano, y se le niegan a Ricardo y Aniano porque no hay sentencia condenatoria y no se sabe, dice el Ministerio del Interior, quiénes fueron sus asesinos y, por tanto, si eran terroristas. Esperemos que la Justicia les reconozca tal carácter. Es nuestra obligación el intentarlo.

Frente a todo esto, lo que hoy quiero gritar desde aquí es ¡¡ABRAMOS NUESTRO FUTURO!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s