Salvador Puig Antich (2006)

Este artículo fue publicado en El Federal, nº 28, de noviembre de 2006. El tío carlista de Salvador al que hace referencia era José Puig Pellicer, jefe regional del carlismo catalán (sector oficialista) durante los años 1950.

Hay pocos capítulos de la larga lucha contra la dictadura franquista, en los que el Partido Carlista no estuviese presente.

A pesar de la “historia oficial”, que quiere hacernos creer que fueron unas determinadas fuerzas políticas y sindicales quienes lucharon contra Franco, cada vez se hace más difícil el silenciar la presencia carlista en estas luchas contra la injusticia y la opresión.

El pasado mes de septiembre se estrenó en los cines la película “Salvador”, dirigida por Manuel Huerga, y que está basada en la vida de Salvador Puig Antich, militante del “Movimiento Ibérico de Liberación” (MIL) ejecutado a garrote vil en la Cárcel Modélo de Barcelona el 2 de marzo de 1974. Salvador fue acusado de matar el 25 de septiembre de 1973 a un policía en el portal del número 70 de la barcelonesa calle Girona, tras  un confuso forcejeo entre varios policías y Puig Antich. Lo que verdaderamente ocurrió en ese portal nunca se sabrá, pues en las actuaciones policiales, al igual que el juicio sumarísimo militar al que fue sometido, se detectaron numerosas irregularidades.

El MIL, era un grupo partidario de los consejos obreros, la auto-organización de la lucha obrera y la autogestión. El MIL contaba también con unos “Grupos Autónomos de Combate” (GAC) para realizar tareas diversas. Salvador, que tenía un tío carlista, trabajó durante una temporada en la empresa “Tilt- Colomer, SL”, que era de un militante carlista. Miembros de los “Grupos de Acción Carlista” (GAC) ayudaron a varios miembros del MIL  a salir de España cuando eran perseguidos por la policía. Se utilizaba para esto una finca en Puigcerdá, que tenía una cueva para el cultivo de champiñones y que daba al lado francés de la frontera. Pese a que parece ser que hay a quien le molesta, Puig Antich tenía relación con los carlistas, y conocía el trabajo que estos estaban realizando. Existe un escrito suyo, en el que propone que se cambie de nombre a los “Grupos Autónomos de Combate”, porque ya existían unas siglas iguales: los GAC carlistas.

Tras la detención de Salvador, los carlistas participaron en todas las protestas, movilizaciones y actos de solidaridad pidiendo su libertad, y al conocerse la sentencia de muerte, su conmutación. Don Javier de Borbón Parma, envió el 20 de febrero de 1974 un telegrama a Franco con este texto: “Por el respeto y el bien de nuestra patria España, pediros sea conmutada pena de muerte que recae sobre Salvador Puig Antich”. También, los “Grupos de Acción Carlista” (GAC) distribuyeron una carta manuscrita de Salvador dirigida a su hermana pequeña  Mercona, y que se reproduce fuera de este texto.

Todo fue inútil, y Puig Antich fue asesinado cruelmente.

Los 134 minutos que dura la película, nos transmiten el ambiente de aquellos días, la lucha por acabar con una  dictadura tan larga, y la muerte de una persona que quiso hacer realidad ese deseo de miles de españoles. Episodios tan tristes como este, nos demuestran que los carlistas participamos en la lucha anti-franquista, mientras otros que ahora tienen la desvergüenza de otorgar el carnet de “legitimidad democrática”, permanecían en silencio o eran cómplices activos de la situación creada.

El tiempo, lo pone todo en su sitio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .